domingo, mayo 9

Nueva versión: Niño de Umán clavo un cuchillo a su padre en defensa propia

0
905

 

Un menor habría actuado al parecer en defensa propia

El informe policiaco sobre el niño de Umán que defendió a su madre que era golpeada por su esposo en su domicilio tiene otra historia: el niño clavó un cuchillo a su padre en defensa propia porque aquel lo agredía violentamente sin razón.

La superioridad física, de edad, jerárquica y el estado de embriaguez del padre agresor puso en desventaja al pequeño de 11 años, identificado en el informe policiaco como A.M. de J. K. R., de tez morena clara, complexión delgada, de aproximadamente 1.50 metros de estatura, que vestía en el momento de la agresión una playera tipo polo roja, una bermuda de mezclilla azul y unas sandalias.

El informe policiaco revela que el niño no lleva el apellido del agresor. Su supuesto padre fue identificado como B. R. K., de 31 años de edad, y el niño tiene apellido paterno distinto, por lo que se deduce que el agresor no es su padre o al menos no lo tiene reconocido legalmente, o puede ser que el policía tomó mal los apellidos, tanto del niño como del padre.

Lo cierto es que el día 9 de mayo, a las 4:10 de la madrugada, la policía municipal de Umán recibió una llamada de auxilio, la unidad policíaca 014 salió de inmediato para atender el reporte en el predio número 100 de la calle 23-B entre 8 y 10 del fraccionamiento Oasis de Umán. Cuando la policía llegó al predio señalado, la ciudadana M. R. T., de 31 años, reportó que su esposo B.R.K. “se encuentra en visible estado de ebriedad escandalizando en el interior del predio y sin motivo alguno empezó a agredir físicamente a su hijo A.M. de J.K.R., de 11 años, mismo que ante su impotencia agarró un cuchillo con el cual agredió físicamente a su padre, provocándole una herida en el abdomen. Al sentir la lesión, el agresor salió de la casa, abordó su motocicleta y se fue del lugar”.

Los policías municipales relataron que con autorización de la quejosa M.R.T. entraron a la casa y en uno de los cuartos vieron que había sangre en el piso y en el colchón y también en el suelo había un cuchillo con filo tipo sierra, el cual aseguraron con todas las precauciones para no contaminar la evidencia.

La madre del menor reiteró que su hijo lesionó a su padre con el arma punzocortante de 12 centímetros de largo. Ante tales hechos, los policías llevaron al menor y el cuchillo a la Agencia del Ministerio Público, pero en ese lugar les informaron que de acuerdo con la ley especializada en delitos cometidos por personas menores de edad no procedería la detención ni procesamiento ministerial contra el niño porque tiene 11 años de edad.

Lo único que quedó a disposición de la agencia 27 del Ministerio Público fue el cuchillo que sirvió para la defensa propia del menor.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply