martes, noviembre 19

Nueve días de toma de ingenios

0
226

Se cumplen nueve días de que inició el paro nacional de productores de caña de azúcar / Los 54 ingenios del país continúan sin poder movilizar el endulzante / Medida de presión que tomaron los cañeros para obligar a los industriales a cumplir con la cuota de exportación fijada en el FIMAE / El paro continuará hasta que no sea reiniciada la exportación: ULPCA

LA JOYA, Champotón, Cam., 29 de enero.- A nueve días de que inicie el paro nacional de productores de caña de azúcar, los 54 ingenios del país continúan sin poder movilizar su azúcar, medida de presión que tomaron los cañeros para obligar a los industriales a cumplir con la cuota de exportación fijada en el Fideicomiso Maestro para la Exportación de los Excedentes de Azúcar (FIMAE).

“NO hay todavía acuerdo. En el caso de La Joya, la empresa nos ha mostrado algunos contratos y compromisos de exportación, pero eso no es suficiente para que abandonemos la toma de las bodegas, pues lo que queremos ver son los permisos”, dijo a POR ESTO! Ambrosio Delgado López, presidente de la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar (ULPCA).

Gobierno, cañeros e industriales acordaron desde el 2014 exportar los excedentes azucareros y se fijó una cuota de 2 millones de toneladas, mismas que serían colocadas en el mercado estadounidense, principalmente; sin embargo, la industria azucarera ha asegurado que, debido a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio y el proceso de transición gubernamental por inicio de sexenio, no se ha podido exportar azúcar.

Sin embargo, también exigieron se analice la participación de otros factores en la caída del precio del endulzante, entre los que se encuentra la importación de fructosa por parte de la industria alimentaria, propiciando que el precio de la sacarosa haya caído hasta en un 30 por ciento.

También explicaron que el mercado doméstico del azúcar es capacidad de consumir hasta 5 millones de toneladas anuales, sin embargo, debido a la suspensión de las exportaciones, la totalidad de la producción azucarera, calculada en alrededor de 7 millones de toneladas, se está quedando en México, lo que propició una saturación del mercado y la disminución del precio que la industria debe pagar al productor primario por cada kilogramo de azúcar.

Ya hay contrato de exportación

El líder de los cañeros de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Ambrosio Delgado López, declaró que en el caso de La Joya, el consorcio azucarero Grupo Azucarero del Trópico, mismo que posee varios ingenios en los estados de Veracruz y el de Campeche, ya presentó a los productores de caña de azúcar un contrato o promesa de exportación.

El documentos existe y ya fue exhibido por los directivos de los industriales, sin embargo, solamente es la intención entre el vendedor y el comprador. En el documento se establecen las bases de una relación comercial, pero no da certeza absoluta de que vaya a iniciarse la exportación.

Los que los cañeros de Campeche y del país quieren es que se exhiban los certificados de exportación, ya que de otra forma no estarán dispuestos a levantar el paro, explicó el también diputado local Delgado López.

Saturación del mercado doméstico daña a cañeros

Asimismo, durante una visita que se hizo en donde desde hace nueve días los productores azucareros se mantienen en paro, éstos manifestaron que las instrucciones que tienen del Comité de la ULPCA es de impedir la salida de azúcar, salvo que sea para ser exportada, amparada con el correspondiente pedimento de exportación.

Los cañeros declararon que su movimiento es que se mantenga en un nivel adecuado el precio del endulzante, para que de esta forma sus utilidades no disminuyan.

La caída en el precio del azúcar, explicado los productores de caña, ha sido provocada por el retraso en las exportaciones, lo que a su vez ha propiciado un exceso en inventarios. La dirigencia nacional cañera ha declarado que, en caso de que no se nivele el precio del azúcar, los cañeros podrían tener pérdidas por hasta 10 mil millones de pesos.

De acuerdo con los productores, los problemas que se tenían con los Estados Unidos, país que inició una investigación a la industria azucarera mexicana por incurrir en dumping, favorecieron en gran medida las exportaciones y se estableció una cuota, evitándose incluso la aplicación de cuotas compensatorias al producto mexicano.

Sin embargo, en los últimos meses, los industriales del azúcar han alegado que las reglas del juego cambiaron por la renegociación del Tratado de Libre Comercio y que había problemas en lo que respecta a la autorización de permisos de exportación.

Baja inexplicable en el precio

Por otra parte, los productores aseguraron que incluso el mercado doméstico es bastante competitivo, ya que, a pesar de las versiones que se han divulgado insistentemente a través de la prensa nacional y publicaciones especializadas, el precio del azúcar se ha mantenido estable.

Consideraron que como producto imprescindible para la industria alimentaria, siempre existirá un mercado para el azúcar, además de que el precio del endulzante al público casi nunca ha ido a la baja.

Importación de fructosa, otro factor

Los productores también culpan de la baja en el precio del azúcar a la importación de fructosa de Estados Unidos, lo que habría propiciado que el precio del endulzante nacional haya caído hasta en un 30 por ciento.

Ante este problema, los productores demandaron la intervención del Gobierno Federal y en particular de la Secretaría de Agricultura, a fin de que apoye a la industria azucarera nacional y se normalice la competencia desleal entre el azúcar y la fructosa, para que se puedan alcanzar mejores precios en la comercialización.

En la zafra 2017-2018, se registró el peor desplome en el pago de la tonelada de azúcar, que pasó de 780 a 600 pesos. Es decir, 180 pesos menos, lo que representa el 30 por ciento de pérdidas, y redunda finalmente en las ganancias de miles de campesinos cañeros de Campeche y del resto del país.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.