viernes, octubre 30

Nuevo llamado en Yobaín a superar el deseo de venganza

0
683

YOBAÍN.— Numerosos católicos participaron ayer en la mañana en la misa en la explanada de la iglesia de San Lorenzo Mártir, en la fiesta litúrgica del santo patrono.

La misa, en la que mariachis entonaron cantos religiosos y alabanzas, fue oficiada por el presbítero Jenaro Rodríguez Colomé en presencia de las veneradas imágenes de santa Clara de Asís, la Virgen de la Inmaculada Concepción y san Lorenzo mártir.

En la homilía el párroco expresó: “Nos encontramos en un día maravilloso, estamos celebrando a san Lorenzo y no solamente es celebrar a san Lorenzo, sino es recordar toda una vida, una historia de fe; de aceptar con mucha alegría y con mucho dolor lo que Dios nos está proponiendo: ‘Si el grano de trigo sembrado en la tierra no muere, no va a producir frutos’, y esto es una realidad que todos podemos vivir, la experiencia de nuestra propia vida”.

“El rencor y el deseo de venganza nos separan como comunidad y solo el amor, el que muere a sí mismo, es el único capaz de trascender a una vida eterna.

“Iguales todos”

“Después de san Pablo, la figura más importante de la iglesia universal es san Lorenzo. Lo único que nos puede hacer vibrar en la vida, vernos como hermanos, iguales todos, es este amor interno que tiene que surgir en nuestro corazón y esto lo hacemos cuando nosotros dejamos que Cristo entre y empezamos a morir a nosotros mismos y verdaderamente, como dice Jesucristo, ‘si no morimos a nosotros, no damos fruto’”.

“Así que hoy celebramos la fiesta de san Lorenzo y le pedimos su intercesión para que nosotros, como una gran comunidad (Yobaín, Chabihau, Dzidzantún, Santa Clara), podamos vernos como iguales y podamos vivir y vibrar por una misma fe.

“No dejemos que el rencor crezca en nuestras vidas. Preferimos tener nuestras ideas propias, nuestras razones están por encima de aquello que nos dice Dios y por eso vivimos nuestra fe, pero vivimos divididos.

“Celebrar hoy la fiesta de san Lorenzo es recordar que vale la pena vivir muriendo por aquello que tenemos en el corazón, y esto nos tiene que quedar muy claro: hay que sembrar misericordia para recoger misericordia, así que este día especial se nos conceda a todos nosotros, por intercesión de san Lorenzo y por voluntad propia, la gracia de perdonar y vivir la misericordia de Dios, entonces habremos celebrado verdadera y auténticamente una fiesta de la iglesia y hacemos valer la vida de san Lorenzo en nuestras propias vidas”, puntualizó.

Tras la misa se inició la procesión por las principales calles de la localidad con las veneradas imágenes, en medio del repicar de las campanas, la quema de voladores y la música del mariachi y de la charanga.

Aplausos y música

Personas de todas las edades, con velas, ruda y flores en las manos, participaron en la procesión. Al llegar frente al atrio parroquial la imagen de san Lorenzo despidió con tres reverencias a santa Clara de Asís. Ya en el recinto católico, las imágenes de san Lorenzo fueron recibidas con aplausos y música de mariachi. Los devotos entonaron alabanzas en honor al santo patrono y luego se formaron filas para su veneración.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.