viernes, noviembre 15

Números positivos con tinte de tragedia en finanzas del IMSS e ISSSTE

0
180

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), principales organismos de seguridad social en el país, han hecho un esfuerzo por mejorar sus ingresos propios, que, sin embargo, no se ha visto reflejado siquiera en cumplir con su gasto calendarizado.

Datos de la Secretaría de Hacienda señalan que ambos institutos tuvieron ingresos propios en conjunto por 240 mil 581 millones de pesos entre enero y julio, lo que implicó 14 mil 53 millones de pesos adicionales a lo programado desde inicios de año. De esta mayor recaudación propia, nueve mil 408 millones de pesos los aportó el IMSS y los restantes cuatro mil 646 millones fueron del ISSSTE.

Pero pese a los ingresos excedentes, estos institutos han frenado su gasto y no han ejercido siquiera el total programado en lo que va del año, pues están 42 mil 372 millones de pesos por debajo de lo calendarizado.

Del total del subejercido a julio, 30 mil 104 millones de pesos fueron del IMSS y 12 mil 268 millones de pesos fueron del ISSSTE.

¿Qué está pasando en las finanzas del sector salud?

Lo anterior ocasionó que el superávit conjunto de ambos organismos fuera de 96 mil 477 millones de pesos, casi el doble de lo programado para enero-julio.

DIFICULTADES
Mariana Campos, directora de Gasto Público de México Evalúa, explicó que las cifras de los organismos de seguridad social muestran una película de cómo unos números financieramente positivos, pueden convertirse en una tragedia social.

En medio de menores ingresos públicos y en aras de cumplir las metas fiscales, están haciendo sacrificios en todos lados, incluso en estos organismos. Lo paradójico es que son sacrificios a costa de la atención a la salud y por eso ya vemos focos rojos en materia de suministro de medicinas e infraestructura hospitalaria”, dijo Campos.

Según cifras de Hacienda, el principal renglón de subejercicio para ambos institutos fue la inversión física, en el cual el IMSS no ejerció el 84.6% de los recursos que le fueron aprobados para enero-julio, mientras que esa misma proporción en el ISSSTE fue de 72.7 por ciento.

Por su parte, el gasto operativo que incluye medicinas, insumos para la salud y demás, registró un subejercicio de 28.3% en el IMSS, pero fue de 6.2% en el ISSSTE.

Resulta paradójico que un gobierno que llama todo “del Bienestar” sacrifique un gasto corriente muy relacionado con ese concepto y que bien podría ser de inversión, que es la salud. Inversión porque se gasta en capital humano, y cuando no se ejercen los recursos, no sólo hay pérdidas humanas, sino también quebrantos en la propia economía por tener gente enferma que no puede ser productiva”, explicó la analista de México Evalúa.

Respecto a los ingresos, Campos dijo que preocupa que los excedentes de los organismos los quiera usar Hacienda después de manera discrecional.

Explicó que hacia 2020, el gobierno tiene que replantearse sus metas fiscales, porque lograrlas a costa de reducir servicios fundamentales como la salud y la seguridad social, no es adecuado ni en términos sociales ni económicos.

Este año cerraremos con una deuda de 44 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Creo que hay espacio fiscal para no tener que recortar el déficit, y gastar esos recursos en rubros necesarios como la salud y la inversión física en este rubro, que han sido desplazados por las prioridades energéticas. Toca replantearnos como país en qué generamos ahorros, porque no podemos seguir sacrificando rubros sociales fundamentales”.

Fuente: Excelsior

Leave a reply