viernes, agosto 7

Obra atrajo inseguridad

0
323

Incrementó el número de robos y asaltos en las inmediaciones de la obra del Distribuidor Vial Ría-Gobernadores / El lúgubre lugar ya se convirtió en centro de operaciones de delincuentes y personas que se dedican a la prostitución / Lamentable cierre de comercios

CAMPECHE, Cam.- Comerciantes y vecinos de las avenidas Gobernadores e Hidalgo manifestaron su preocupación ante el incremento de la inseguridad en la zona, pero principalmente debajo del distribuidor vial.

Los ciudadanos aseguraron que en los últimos días los asaltos se han acentuado en esta zona de la ciudad y temen que al finalizar la obra, estos espacios se conviertan en un sitio lúgubre frecuentado por vendedores de droga, delincuentes y prostitutas.

El señor Julio Torres aseguró que los maleantes han encontrado un sitio perfecto en donde delinquir o esconderse de los operativos policiacos.

“La zona ya es insegura, porque no pueden entrar las patrullas, pues no hay paso. Ya ha habido varios robos y asaltos en esta cuadra, esperemos que cuando ya esté todo listo refuercen la vigilancia, porque si no, es seguro que incrementará aún más la inseguridad”, comentó.

Otra de las vecinas del lugar afirmó que en los últimos días, los hurtos se incrementaron en esta zona notablemente y aseguró que la inseguridad debajo de los puentes ya no es un temor, sino una realidad.

“Ya está pasando, apenas el pasado sábado asaltaron a una persona, sólo escuchamos el griterío; tiene un mes que asaltaron a un muchacho de aquí de la imprenta, hasta desnudo lo dejaron, en la imprenta ya robaron, en la esquina había un negocio de ropa también robaron, ahorita ya ni venden, aquí de la pizzería ya robaron, la delincuencia está activa”, relató con recelo a brindar su nombre.

Los residentes del lugar se quejaron de la mala coordinación de la Policía Estatal Preventiva (PEP) al no acudir a tiempo a atender los reportes emitidos por la ciudadanía y en este sentido afirmaron sentirse desprotegidos por las autoridades.

“Ayer aquí de donde venden chicharrones, intentaron robar, el delincuente subió por todos los techos; habla usted a la autoridad, dos tres horas se aparecen y así ¿en qué nos ayudan?, ¿cuál es el apoyo?, deberíamos de llamar y estar llegando al instante; las autoridades no hacen nada, los hablas, no vienen y si vienen, no buscan a nadie y se van, entonces tampoco nos apoyan en nada”, comentaron.

Además del peligro que se acrecienta debajo de los puentes, los vecinos se mantienen en la incertidumbre, pues desconocen si el valor de sus viviendas incrementará con las obras del distribuidor vial o, por lo contrario, se devaluarán.

“No se sabe si va aumentar o decrecer porque no hemos pagado contribución, a ver cómo va a estar cuando vayamos a pagar, porque hasta en enero se va a ver, ahorita no; hemos pagado más por la avenida, pagamos más agua, pagamos más luz y tenemos que pagar hasta las luces de la calle”, comentó otra de las vecinas.

Indicaron que están convencidos que aunque la plusvalía de sus viviendas no incremente, seguramente los impuestos sí lo harán y esto vendría a perjudicarlos aún más. Señalaron que en los últimos años las tarifas de agua, electricidad y basura han incrementado más del doble y esto asfixia tanto a comerciantes como a residentes.

“A ver si no aumenta, la basura se paga y antiguamente no se pagaba, únicamente de basura pagamos 800 pesos, de luz antiguamente pagamos entre 600 y 800 pesos, ahorita bimestral estamos pagando mil 800 pesos”, comentó la señora María López.

Lamentaron que aunque el gobierno que encabeza Alejandro Moreno Cárdenas prometió apoyar económicamente a los comerciantes, la ayuda nunca llegó, ya que lo que realmente quería el gobierno era timarlos con un crédito, que al final los iba a dejar mucho más endeudaos.

“Ya no se puede vivir, todo está caro, ya el gobierno nos está dando, pero en toda la torre; cuando el gobierno comenzó esto, dijo que se le iba dar un apoyo a todas las empresas, incluso pasaron haciendo censo, pero dijeron que después de terminar la obra había que pagar el dinero que te iban a dar; pues que se queden con su dinero, aunque yo coma frijol con huevo o tortilla con sal, no le tengo que pagar nada al gobierno”, comentó la vecina.

La señora María López indicó que ahora que ahora que se abrió nuevamente el tránsito vehicular, comenzaron a vender un poquito más, pero aun así, no alcanza.

“No hay trabajo, ahorita porque ya se está vendiendo un poquito, pero cuando no entra nada con qué les ibas a pagar, es un desastre; nosotros no aceptamos el crédito, porque no íbamos a pagar lo que nos prestaran, sino el doble o el triple, no recibimos nada”, manifestó.

La mayoría de los comerciantes aseguró que se mantiene la crisis y se prevé que el 50 por ciento de los comercios que ya no vuelvan abrir, pues la mayoría de los propietarios vendieron su inmuebles o locales o se cambiaron de domicilio de manera definitiva.

En un recorrido por el lugar se pudo confirmar el panorama de desolación que las obras han dejado a su paso, decenas de locales cerrados y con anuncios de renta se pueden observar en todos los alrededores.

El señor José Castillo, quien es el encargado de un expendio de bebidas refrescantes, asegura que las ventas decayeron hasta un 50 ó 70 por ciento en comparación de lo que se registraba en el año anterior; asegura que urge reactivar el comercio antes de que los pocos negocios que quedan terminen por irse a pique.

“Primero que nada que se habilite otra vez el comercio, es lo que muchos han estado pidiendo otra vez, el pase de la gente y a mí en lo particular, el regreso de varios comercios, que es lo que mayormente estabiliza un poco la venta más que nada, comentó.

Aseguró que la mayoría de los micro, pequeños y medianos empresarios se fueron por lo mismo, por las bajas ventas, y lo que detonó la caída de los comercios fue el cierre de las vialidades.

Por su parte el señor, Julio Torres, vecino de la avenida Hidalgo, indicó que existe expectativa respecto a que si la obra va servir y si en verdad será de beneficio para desahogar el tránsito, tal como las autoridades la proyectaron, pues se ha generado mucha incertidumbre respecto a su funcionamiento.

“Ojalá funcione como está programada porque de hecho hay dudas respecto a eso, sabemos que esto es una zona de mucho tráfico, por las escuelas y por el súper, por eso esperamos que sea funcional”, refirió.

Lamentó que en más de una ocasión se haya incumplido en los tiempos de entrega, pues dijo que el atraso es perjudicial para toda la ciudadanía, pero principalmente para quienes viven en esta zona de la ciudad.

“Primero dijeron que para septiembre y hasta ahorita mira como esta, luego que para agoto, nada, luego que en noviembre y pues lo vemos algo difícil, pero hay que aguantar vara y recibir lo que el gobierno diga, en ordenes, obras; son benéficas indiscutiblemente, el problema es que no cumplen en el tiempo que dicen y afectan”, comentó.

Indicó que una de las principales afectaciones es que no pueden abandonar mucho tiempo sus hogares, pues reiteró que esta zona se ha convertido en un espacio inseguro.

“No podemos entrar, no podemos hacer las cosas que normalmente hacíamos, no podemos salir como siempre, tenemos el temor de dejar las viviendas solas, hay mucha gente trabajando que no conocemos, no hay vigilancia”, manifestó.

Otro de los vecinos cercanos, quien también prefirió mantenerse en el anonimato, mencionó que la tendencia marca que la inseguridad cobra mayor fuerza e incrementa en las zonas de los puentes peatonales y vehiculares, tal como ha ocurrido en otras ciudades, ya que casi siempre estos espacios públicos terminan desolados, pero que faltaría ver lo que ocurrirá en este caso que en mucho dependerá de las acciones que realice las autoridades.

“Sin duda, uno de los principales problemas que el Estado de Campeche está enfrentando es el incremento de la inseguridad, no es que las obras afecten, es el tiempo que se han llevado en terminarlas, ya dieron tres fechas de finalización y ninguna han cumplido, la obra sigue ahí y no la han terminado, vecinos como el de la peluquería, el del taller, el aluminiero, cerraron debido a que la gente comenzó a dejar por aquí y bajaron sus ventas”, comentó.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.