jueves, julio 9

‘Ojos electrónicos’ vigilarán la reserva ecológica de Cuxtal

0
380

Con apoyo de estudiantes de mecatrónica de la Universidad Anáhuac Mayab, se instalarán cámaras especiales en la reserva para detectar incendios y tiraderos clandestinos

Al ser la reserva ecológica de Cuxtal una de las zonas más importantes del municipio de Mérida y en general de todo el Estado, se trabaja en un proyecto para colocar cámaras de vigilancia para detectar incendios, tiraderos clandestinos y la diversidad de fauna que habita el sitio.

Las cámaras de vigilancia forman parte de un proyecto de titulación de estudiantes de la Universidad Anáhuac Mayab y debido que hace un par de meses se duplicó el presupuesto para conservar el lugar, se espera que antes que finalice el año los aparatos ya estén funcionando.

El estudiante de ingeniería mecatrónica Jorge Salazar Hernández explicó que él desarrolla el software que se podrá utilizar en cualquier cámara para detectar incendios y para tener una mejor visibilidad se colocarán en las torres de la Comisión Federal de Electricidad o arriba de los árboles para un buen ángulo de visión.

“En el plan de manejo de la reserva hay un apartado en el que se especifica que se debe de tener un programa de manejo de incendios forestales, por lo que el personal a cargo del lugar pretendía establecer torres de vigilancia para personas, que se rotarían a diferentes horas, pero les propuse que se haga de manera automática mediante una cámara y que se monitoree las 24 horas del día”, explicó.

Dijo que el propósito de este proyecto es demostrar que la tecnología no está peleada con la conservación del medio ambiente, que ambas cosas se pueden apoyar para lograr un fin en común que es la preservación de la zona de Cuxtal.

“Estoy desarrollando un software que permite hacer procesamiento de imágenes de lo que capta la cámara; se utilizarán algoritmos de inteligencia artificial y visión por computadora para detectar la presencia de ciertos patrones específicos del humo”, explicó.

Dijo que el proyecto tiene un avance de 60 por ciento, debido que ya se creó “el núcleo” del proyecto y solo hace falta obtener las cámaras, a pesar de que no son especiales porque el software hará el trabajo.

El complemento es la creación de un sistema de monitoreo de animales silvestres, que está a cargo del también estudiante de mecatrónica José Ashley Farías Lara, quien explicó que también se trata de un software que detecta, temperatura, presión atmosférica y humedad.

“Lo que utilizamos ambos es un conjunto de protocolos para procesar videos de manera gratuita, la diferencia está que Jorge Salazar lo utiliza para detección de figuras, como humo, y yo lo utilizó para capturar movimientos en una escena”, indicó.

El estudiante indicó que se planean adaptar teléfonos celulares para que se utilicen como cámaras para detectar movimiento y mediante una red inalámbrica se puedan guardar los datos en una computadora central.

Explicó que con el personal de la reserva ecológica están en proceso de conseguir teléfonos celulares antiguos que tengan una cámara de buena calidad, ya que servirán para colocarlos en la zona donde abunda la fauna.

Dijo que están en contacto con un taller de fabricación digital para que imprima en 3D la carátula que cubra las cámaras que en realidad son de celulares, para detectar a los animales estarán a la intemperie.

“Tenemos planeado que los teléfonos se utilicen y después de cierto tiempo descarguemos su memoria en computadoras de las oficinas de la reserva. Debido a que solo se utilizará para grabar movimiento la memoria no se saturará”, explicó.

Por su parte el director de la reserva ecológica de Cuxtal, Albert Martín Baena Regel, dijo que ya consiguieron las cámara trampa, las cuales ubicarán de manera aleatoria y anónima para vigilar los ilícitos ambientales y aunado a eso monitorear a las especies para saber cuáles hay, cada cuando se avistan, en qué zonas, lo que ayudará a saber qué tan sana está la reserva.

Detalló que los equipos que se instalarán estarán “camuflajeados” y se rotarán en el norte, sur, este u oeste de la reserva para vigilar todo el sitio, sobre todo en aquellos que presentan mayores problemas, denominados “puntos calientes”, ubicados en Villa Bonita, ex vía férrea y el gasoducto.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply