jueves, agosto 22

Ola antisemita golpea Francia; ataques contra judíos

0
131

Macron promueve una reforma contra grupos que fomenten el odio

Esvásticas hasta donde alcance la vista. Esvásticas azules y otras amarillas rociadas sobre las lápidas de un viejo cementerio judío en Alsacia. En Quatzenheim, cerca de Estrasburgo, desconocidos profanaron a mediados de febrero más de 80 tumbas.

El hecho, que parece simbolizar un nuevo estallido de antisemitismo en el país, despertó indignación y espanto por toda Francia.

El número de incidentes antisemitas en Francia aumentó a 541, anunció el Ministerio del Interior galo.

Sin interrupción, nuevos titulares conmueven a los ciudadanos franceses: el intelectual Alain Finkielkraut fue insultado y llamado “sucio sionista” en una manifestación de los chalecos amarillos, en las que algunos participantes han realizado el saludo nazi.

Además, desconocidos vandalizaron retratos de la sobreviviente del Holocausto Simone Veil.

En Quatzenheim, con sus 800 habitantes, el desconcierto sigue.

“Es una vergüenza y una pena”, comentó una habitante, de 83 años.

También el gobierno busca respuestas.

El presidente Emmanuel Macron señaló que su administración prepara una legislación que apuntará a combatir el odio en internet.

Además, el mandatario adelantó que las agrupaciones de extrema derecha en Francia deberán ser disueltas.

Una de ellas es Bastion Social, que se basa en las ideas del Movimiento Identitario. La agrupación originaria de Lyon alerta del fin de la cultura occidental.

El presidente del grupo, Valentin Linder, no se muestra impresionado por la amenaza de prohibición contra su movimiento.

“Solamente debemos cambiar la bandera”, sostuvo.

Seguidores de Bastion Social ocuparon durante casi dos semanas dos viejas viviendas en Entzheim.

En una de ellas se proponían alojar a “franceses en la miseria”, mientras que la otra debía ser protegida de la supuesta amenaza de demolición.

La bandera de la agrupación, una torre de la que emergen rayos, estuvo ondeando hasta que fue desalojada.

Linder consideró que es un error asociar a su movimiento con el incremento del odio hacia los judíos. Y aclaró que su grupo no es antisemita, sino “nacional-revolucionario” y antisionista.

Sin embargo, los movimientos de ultraderecha son una de las razones que explican la mayor hostilidad hacia los judíos, según expertos.

Por un lado está el antisemitismo islámico ya establecido, afirmó Frédéric Potier, encargado para el antisemitismo del gobierno galo.

Pero el aumento registrado durante 2018 fue alimentado por el resurgimiento de una extrema derecha que se presenta extraordinariamente segura de sí misma, agrega. Un fenómeno que afecta también a Italia y Estados Unidos.

“Observamos el nuevo fortalecimiento de un antisemitismo tradicional”, declaró el historiador Marc Knobel al diario Libération.

Al mismo tiempo, las encuestas demuestran que uno de cada cinco franceses cree en la existencia de una conspiración mundial judía.

Según Knobel, en las últimas décadas los incrementos de incidentes antisemitas tenían mayormente conexión con escaladas de violencia en el conflicto palestino-israelí.

La ira contra el gobierno de Israel se descargaba contra los judíos en Francia.

Las tensiones en Cercano Oriente continúan, aunque en 2018 fueron menos extremas que en los años anteriores.

En tanto, en Quatzenheim ya fueron borradas las esvásticas de las lápidas, pero lo que podría permanecer intacto es el desconcierto social.

Datos

El gobierno francés alista un paquete de acciones contra el antisemitismo.
Presionar a operadores de internet, para que actúen contra el racismo y antisemitismo.
Auditar colegios para atender a niños judíos que dejan la escuela.
Se pide que desaparezcan los grupos ultraderechistas Blood and Honour, Hexagone y Combat 18.

Fuente: Excelsior

Comments are closed.