jueves, mayo 23

Ola de violencia y extorsión pega a BCS y Quintana Roo

0
42

En el primer bimestre de este año, Baja California Sur y Quintana Roo han registrado mala nota sobre seguridad integral, en comparación con el último bimestre de 2017.
Inician 2018 con problemas de crimen, DH, salud pública, educación y turismo, de acuerdo con el Índice GLAC.

En el primer bimestre de este año, Baja California Sur y Quintana Roo han registrado mala nota sobre seguridad integral, en comparación con el último bimestre de 2017.

Entre los factores de mayor impacto destacaron eventos relacionados con la violencia asociada a la delincuencia organizada, derechos humanos, infraestructura, turismo, salud pública y desempeño educativo.
El Índice GLAC, que se refiere a la generación de información sustantiva que identifica los elementos y tendencias que afectan las condiciones de seguridad integral de una entidad, establece que ya en este año, del 1 de enero al 25 de febrero, Baja California Sur se ubicó en el lugar 17 en el ranking del índice GLAC, con 0.48 unidades (UIG), que la ubicaron en el rango de Seguridad limitada con Inconformidad social de la escala de Seguridad con bienestar. En tanto, Quintana Roo se ubicó en el lugar 12, con 0.57 UIG, y en el rango de Seguridad moderada con Estabilidad limitada.

Las entidades mejor posicionadas, en cambio, fueron Nuevo León, Ciudad de México y Coahuila, todas con valores superiores a las 0.8 UIG, que las ubicaron en el rango de Seguridad moderada con Estabilidad limitada, condiciones comparables con ciudades europeas en Italia y Hungría; o Chile y Uruguay en el caso de América Latina.

En el trimestre que corre, en Baja California Sur destacó la última semana de enero, cuando se retomó el crecimiento económico que, de acuerdo al Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, fue de 17.5 por ciento hasta septiembre de 2017; también destacó en la segunda semana de febrero, cuando el gobierno estatal rechazó la legalización de la mariguana, propuesta por el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, quien planteó la posibilidad de permitir su uso en Baja California Sur y Quintana Roo, como una medida para prevenir la violencia.

En Quintana Roo, en la tercera semana de febrero, se registró una mejora derivada de su inclusión entre los destinos de mayor ocupación hotelera durante 2017, de acuerdo con la Secretaría de Turismo, además del crecimiento del valor de la vivienda de 5 por ciento, respecto a 2016; también se presentó la firma de un convenio de colaboración entre el Instituto Electoral del estado y el Instituto Quintanarroense de la Juventud, así como la aplicación de 167 mil 654 vacunas a menores de edad, en el marco de la Primera Semana Binacional de Salud 2018.

En Baja California Sur, el desempeño de los sectores político-social y económico-financiero fue el de mayor impacto positivo para la entidad. Desde 2014, la entidad ocupa el primer lugar a nivel nacional con la menor tasa de enfermedades de transmisión sexual, que ha mantenido entre 58 y 55 casos nuevos por cada 100 mil habitantes, además de ubicarse entre las entidades con una tasa cero de mortalidad por diabetes infantil en 2016. En desarrollo económico destacó el fortalecimiento a la agricultura, particularmente a la fruticultura, con una inversión por parte del gobierno estatal superior a los 8 millones de pesos.

Sin embargo, en seguridad y justicia se registró un desempeño negativo por los enfrentamientos entre autoridades y grupos armados en los municipios de Los Cabos y La Paz.

En Quintana Roo, el sector económico-financiero representó el mayor impacto positivo para la entidad luego de informarse que la deuda pública per cápita del estado disminuyó 21.7 por ciento en 2016, respecto al año anterior, al pasar de 207 mil 149.21 a 162 mil 170.87 pesos por persona. En el área político-social y seguridad-justicia, el desempeño fue negativo.

Fuente: El Financiero

Comments are closed.