lunes, julio 15

Oran por la paz del mundo

0
60

PROGRESO, Yucatán,- Al celebrar la última misa del año 2018, también llamada Misa de Gallo, en la parroquia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa y San Telmo, a la que este año se le otorgó el nombramiento de parroquia, la segunda del municipio de Progreso, el párroco Juan Ismael Sánchez Domenzaín y el presbítero Carlos Martín Pérez Vidal la concelebraron.
El cura reflexionó que “este día de la celebración de la Sagrada Familia es de recordar a José, María y Jesús, cuando Herodes ordenó matar a Jesús siendo un recién nacido y un ángel del Señor le dijo a José que tomara a su familia y huyera hacia Egipto, evitando de esta manera la muerte del hijo de Dios encarnado.
“La Virgen María dedicaba tiempo a la reflexión, como ejemplo para nosotros en este año que inicia 2018, que tengamos menos pecados. Esto lo podemos hacer, encomendándonos a la santa madre de Jesús.
“La paz del mundo vendrá cuando la gente se siente a orar, a reflexionar en lo que es importante para este mundo. Y ¿qué es lo más valioso de este mundo? Son nuestras vidas, por las cuales vino Jesús como salvador.
“Recordemos cómo la Virgen vivió estos días, de manera humilde sirviendo al Hijo de Dios. Para prosperar en este año 2018 debemos alejarnos del pecado lo más que podamos, ayudar al prójimo, en el dar y recibir siempre habrá a quien ayudar y a quien apoyar con nuestras acciones.
“Como Iglesia, sigamos el ejemplo de la Santísima Virgen María, como lo cita el Evangelio, con la contemplación, de proteger a su Hijo que es el Salvador del mundo, le adoraba con todo el corazón.
“María, gran protagonista, iba contemplando lo que sucedía, lo guardaba en su corazón dando gracias a Dios, seguía hacia delante poniendo su confianza en Dios y miró hacia su interior para cumplir con su misión y allá en su interior y corazón descubrir que ahí estaba Dios en su vida.
“Defendió con su esposo José, huyendo a Egipto de Herodes.
“Hoy la presencia de Dios es hoy, a los pastores hoy les dijeron que había nacido el Salvador, después que el ángel les anunció, y ese mismo día y en ese mismo instante, acudieron.
“Cada quien decide cómo hacer su vida como persona, un nuevo hombre, una nueva mujer; hoy puede nacer una nueva familia, hoy puede nacer una nueva sociedad.
“La vida pública de Jesucristo, estando reunidos, unas personas pusieron a un paralítico delante de él, lo curó y le perdonó los pecados y la gente decía, hoy vimos cosas maravillosas y hoy vimos cómo el Señor tocó el corazón del paralítico.
“Dios es amor, como está escrito. Por eso en este inicio y fin de año hagamos una reflexión, para vivir en paz con nuestras familias” concluyó.

Fuente PorEsto

Comments are closed.