domingo, junio 20

Othón P. Blanco, entre los municipios de Quintana Roo con más endeudamiento

0
380

 

El ayuntamiento de Othón P. Blanco se sitúa entre los 38 municipios del país con alerta por endeudamiento y capacidad crediticia en observación; Con obligaciones por 392.9 mdp., cada capitalino debe mil 718 pesos

En sólo un trimestre, Otoniel Segovia Martínez aumentó la deuda pública del municipio de Othón P. Blanco en casi 8 millones de pesos y de cada uno de los othonenses, en 35 pesos, reveló un reporte nanciero del Senado de la República.

El documento señala que en el segundo trimestre del 2020 el municipio reportó compromisos nancieros por 385 millones de pesos, que para el tercer trimestre aumentaron a 392.9 millones de pesos; es decir, casi 8 millones de pesos.

Con esta deuda municipal, en junio cada uno de los 224 mil 80 capitalinos debía mil 718 pesos y para septiembre ya adeudaban mil 753; es decir, 35 pesos más; reveló el reporte generado por el Instituto Belisario Domínguez.

Pero a la deuda municipal de los habitantes del municipio a cargo de Otoniel Segovia, se suma el endeudamiento estatal, que en el segundo trimestre del año ascendió a 13 mil 133 pesos por persona.

El informe precisó que con los compromisos nancieros obtenidos por el gobierno municipal, Othón P. Blanco se ubicó dentro los 38 municipios del país con alerta por endeudamiento y capacidad crediticia en observación.

Es así que en el primer trimestre del año ocupó el sitio 30 de los municipios más endeudados y al tercer trimestre descendió al 28, de acuerdo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al 30 de septiembre de 2020, la deuda directa de largo plazo del municipio totalizó 376 millones 900 mil pesos, compuesta por dos créditos de largo plazo, informó la dependencia federal.

El primer nanciamiento fue contratado en 2018 con el Banco Nacional de Obras y Servicios Público S. N. C. (Banobras) por 318 millones 700 mil pesos y saldo insoluto a septiembre de 2020 de 273 millones de pesos.

El segundo que se contrató fue en 2011, con el Instituto para el Desarrollo y Financiamiento del Estado de Quintana Roo (Iden), por 130 millones de pesos y saldo insoluto a septiembre de 2020 de 103 millones 800 mil pesos.

A la fecha no se tiene registro que el municipio haya contratado créditos de corto plazo, factorajes nancieros ni cadenas productivas, indicó el reporte de la Secretaría de Hacienda.

El Sistema de Alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), clasica el endeudamiento de Othón P. Blanco como “en observación”.

De acuerdo a la Ley de Disciplina Financiera (LDF), esto lo limita a contratar sólo hasta 5% de los ingresos disponibles y los préstamos a corto plazo podrían ser sólo hasta 6% de sus ingresos totales.

Las anteriores limitantes son factores para que ayer Ficht Ratings calicara el perl de riesgo del municipio como “Más Débil”, ante su bajo margen de operatividad y capacidad de respuesta a los compromisos nancieros.

A este panorama adverso, se suma una capacidad limitada de recaudación local y una autonomía scal acotada, lo cual diculta compensar una caída en ingresos federales mediante un esfuerzo recaudatorio mayor.

Fitch estima que la recaudación de los impuestos del municipio podrían disminuir hasta 8.8% al cierre de 2020, como consecuencia de la crisis sanitaria.

En materia de seguridad social, el municipio presenta un adeudo histórico con el Instituto de Seguridad Social al Servicios de los Trabajadores del Estado (Issste) por 70 millones de pesos que Otoniel Segovia no ha logrado resolver.
Esta deuda, podría presentar una contingencia en el corto y mediano plazo, pues para el pago de dicho adeudo, se descuentan al mes participaciones del Fondo General de Participaciones por 3.7 millones pesos, señala Ficht.

Sumado a este panorama nanciero, la administración de Otoniel Segovia enfrenta señalamientos por manejo irregular de los recursos públicos por más de 35 millones de pesos derivado de una revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Otoniel Segovia Martínez asumió la presidencia municipal el 9 de marzo del 2019, en sustitución de Gregorio Hernán Pastrana Pastrana, quien anunció que renunciaba al cargo por problemas de salud, y que derivaron en su fallecimiento.

Su nombramiento se realizó en medio de una fuerte polémica entre regidores de Morena y los de los partidos opositores, sin embargo, luego de suspender una primera sesión, al nal se impuso la decisión de los primeros.

Fuente: Por Esto

Leave a reply