sábado, julio 4

Otorgan a organizaciones indígenas amparo contra el Tren Maya

0
1115

 

Fonatur asegura que no ha recibido notificación sobre la supuesta suspensión

El juez primero de Distrito de Campeche otorgó una suspensión provisional a los pobladores de Calakmul que solicitaron un amparo contra la obra del Tren Maya.

Con la suspensión provisional “las cosas se deben mantener en el estado en que se encuentran”, de igual forma, el Poder Judicial de la Federación dio la orden de suspensión el pasado 14 de enero.

Integrantes de las comunidades ch’ol y mayas peninsulares, representadas por el Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (Cripx), se quejaron por la manera en la que se realizó la consulta sobre el Tren Maya y el 6 de enero pasado presentaron su demanda de amparo.

“Sus formas y modos no fueron acordes con las formas de deliberación y toma de acuerdos de las comunidades”, aseguró la agrupación. “La consulta tampoco se realizó de buena fe y no fue culturalmente adecuada”, añade.

“La suspensión es en función de todo lo que viene del proyecto”, explicó el Cripx, “no sólo de la consulta. Es decir, no suspende sólo la decisión de la consulta, sino todo el proyecto”.

La principal crítica es que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, INPI, no se apegaron a protocolo alguno para llevar a cabo la consulta. Además, en muchos casos no se consultó a todo el pueblo, sólo a los representantes ejidales.

Con la aprobación de este amparo y la suspensión provisional, se tendrá que abrir un juicio. El proyecto depende de que la suspensión no sea definitiva.

El amparo denuncia que la consulta se llevó a cabo sin cumplir con los estándares internacionales que marca el Convenio 169 sobre autodeterminación de los pueblos indígenas de la Organización Internacional del Trabajo.

Por su parte, a través de un comunicado, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) negó que se le haya notificado sobre una supuesta suspensión o amparo contra la construcción del Tren Maya en la Península de Yucatán.

Esta fue la respuesta de Fonatur, después de que en medios de comunicación se diera a conocer la existencia de un recurso legal que podría detener dicha obra.

Según Fonatur, ni el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) ni la Secretaría de Gobernación (Segob) han sido notificados.

Sin embargo, admitió que “se tiene conocimiento por el sitio web del Poder Judicial de la Federación de una demanda de amparo promovida por Ernesto Martínez Jiménez, realizada ante el Juzgado Primero de Distrito del estado de Campeche, bajo el número 12/2020.”

En el comunicado se señala como acto reclamado la aprobación del proyecto denominado Tren Maya, derivado de la consulta indígena ordenada por el Ejecutivo federal y el director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, entre otras autoridades.

Fonatur aclaró que dentro del expediente, con fecha 15 de enero de 2020, se publicó el acuerdo de fecha 14 del mismo mes y año, por medio del cual se “niega la suspensión provisional solicitada por Ernesto Martínez“, acuerdo que se puede consultar en la página de internet del Poder Judicial de la Federación.

Concluyó que hasta el momento Fonatur no ha sido notificado de suspensión alguna.

Fuente: Diario de Yucatán.

Leave a reply