domingo, julio 21

Otro perro fallece fulminado por un rayo

0
59

TZUCACAB.— Un perro que estaba amarrado cerca de un tanque de gas propició un incendio y los flamazos alcanzaron al can y a su amo, de 85 años, quien trató de extinguir las llamas.

El hecho ocasionó la movilización de la Policía Estatal y bomberos. El octogenario fue llevado al Centro de Salud para que reciba atención médica.

La familia del adulto mayor explicó que la mascota estaba amarrada cerca de un tanque de gas, pero como el can estaba inquieto enredó su cadena en el depósito y lo derribó, provocando que éste caiga y se salga la manguera del gas, que comenzó a chicotear por la presión del combustible y se incendió.

El dueño del animal, Delfino Basulto Sierra, trató de extinguir las llamas, pero los flamazos lo alcanzaron. El can sufrió quemaduras en parte de su pelaje.

Los hechos se registraron ayer, cerca de las 10:30 de la mañana. A esa hora agentes de la SSP, a bordo de la unidad 6482, realizaban sus rondines y al pasar en la calle 33 entre 36 y 30 de la colonia San Esteban, uno de los vecinos salió a pedir ayuda porque había un incendio.

Los uniformados, al ver la magnitud de los hechos, llamaron a los bomberos con base en Peto, quienes llegaron rápidamente en la unidad 845 al mando de Israel Chim Moo.

Lo alcanzan flamazos

Basulto Sierra manifestó que al escuchar el ruido de la explosión salió corriendo a ver qué pasó, ya que su esposa estaba en el patio de su casa. Trató de extinguir las llamas, pero los flamazos lo alcanzaron.

En Peto, árboles caídos y un perro dóberman fulminado por un rayo fue el saldo del aguacero que cayó el pasado domingo en la población, y que causó temor en las familias, debido a las descargas eléctricas y el fuerte viento que predominaron.

El dueño del can, vecino de la colonia San Fernando, ubicada en la salida del municipio, carretera Peto-Chetumal, a la altura del rastro municipal, informó que el perro estaba encadenado cuando comenzó la lluvia.

El relámpago no le dio directamente al animal, pero se extendió hasta el canino debido a la cadena que tenía en la garganta, de tal manera que murió al instante.

La lluvia estaba fuerte y el viento soplaba cuando de pronto vino la descarga, incluso varios vecinos señalaron que aparatos electrónicos resultaron dañados.

El director de la Policía Municipal, Luis Adalberto Sánchez Chan, señaló que no le reportaron el problema que se suscitó en la colonia San Fernando, aunque indicó que se trató de una lluvia acompañada de relámpagos, lo cual se tornó peligrosa.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.