viernes, octubre 30

Oxkutzcabense ejecutado

0
720

Al estilo del narco, Antonio Palomo Pérez, (a) “El Maya”, oriundo de la “Huerta del Estado”, cabecilla de la célula delictiva independiente “Los Mayas Unidos”, fue descuartizado en Tulum, Q. Roo

OXKUTZCAB.- Antonio Palomo Pérez, (a) “El Maya”, oxkutzcabense, de 38 años de edad, con un largo historial criminal, cabecilla de la célula delictiva independiente denominada “Los Mayas Unidos”, fue ejecutado y desmembrado en Tulum, Quintana Roo.

“El Maya” fue descuartizado, al mejor estilo del narco, y su cabeza dejada abandonada sobre una narcomanta firmada por la organización criminal Gente Nueva. Junto a la cabeza estaban sus pies y manos, en tanto que el torso, brazos y piernas no se encontraron en el lugar del macabro hallazgo-mensaje.

Los restos del cuerpo fueron depositados hacia las 06:30 horas del miércoles y colocados sobre la banqueta, a un costado de la Escuela Primaria “Julio Ruelas”.

El suceso no dejó ningún testigo y se dio una semana después de que sicarios de Gente Nueva, uno de los tres grupos que conforman el brazo armado del Cartel de Sinaloa, colgaran un lienzo en la carretera federal Tulum-Playa del Carmen, anunciando la narco-guerra contra organizaciones rivales; guerra que al parecer inició con el horrible asesinato de Palomo Pérez.

La ejecución del tipo es la primera del 2018 en ese polo turístico del Caribe Mexicano, donde el 2017 cerró con la histórica y sangrienta cifra de 8 ejecuciones, entre ellas la de otro nativo de Oxkutzcab, un joven de apellido Torres, quien fue ultimado en el centro de Tulum, cuando caminaba con su novia.

Palomo Pérez acumulaba en su historial diversas denuncias, entre ellas corrupción de menores, lesiones, daños y portación de armas de fuego, entre otras, de todas las cuales salió prácticamente impune.

La ejecución del sujeto fue el episodio final de 3 intentos previos por quitarle la vida. El primer ataque tuvo lugar el sábado 23 septiembre del año anterior, cuando sujetos con armas largas abrieron fuego sobre una tienda de abarrotes donde el sujeto se encontraba, saliendo ileso de la intentona.

Después tuvo lugar el segundo intento de matarlo. Este ocurrió ahí en el mismo Tulum, en la calle Júpiter con Saturno, a metros de un templo adventista, el pasado sábado 21 de octubre del año anterior, cuando dos sujetos que llegaron al sitio a pie abrieron fuego contra él, con armas de calibre 9 mm.

Los gatilleros no pudieron darle muerte, pero en la refriega resultó con heridas fatales un sujeto identificado como Miguel Robledo Flores, quien se encontraba en el lugar al momento del ataque y era uno de los operadores de Palomo Pérez.

El tercer intento de “despachar” a “El Maya” fue, hace menos de un mes, el pasado 12 de diciembre, cuando sicarios le dispararon con pistolas calibre 9 milímetros, al momento en que el criminal viajaba a bordo de un taxi.

El ataque tuvo lugar en la calle 32 con 9 en la colonia Ejido, y al igual que en las ocasiones previas, pese a recibir en esta tercera ocasión 3 impactos de bala, el sujeto vivió para contarlo.

Sin embargo, la suerte del tipo estaba sellada, ya que 2 semanas después, el 26 de diciembre pasado, una narcomanta colgada en un puente que conecta con el parque temático Xel-Há, hacía referencia a nueva amenaza de muerte contra Palomo Pérez.

La manta, firmada por la organización criminal Gente Nueva, advertía que le había llegado la hora al sujeto, junto con otros tiradores de droga rivales.

Y así fue, finalmente la muerte vino por el malandrín, siendo la ineludible cita el miércoles 3 de enero, cuando al fin el Cartel de Sinaloa logró su cometido al ejecutar a “El Maya”, propinándole atroz muerte.

Palomo Pérez, mejor conocido como “El Maya”, de 38 años de edad, llegó hace más de un lustro a Tulum, luego de que fuera deportado de los Estados Unidos de América, país al que viajó muy joven, tras salir de Oxkutzcab, a donde retornó tras ser expulsado del vecino país del norte, y reanudó su actividad criminal, involucrándose en pandillas y drogas.

Tras una serie de eventos mortales en Oxkutzcab, entre 2012 y 2015, cuando en “La Huerta del Estado” las pandillas hicieron de la suyas, el sujeto, a quien se relacionaba con al menos dos homicidios cometidos en ese municipio sureño, decidió establecerse en Tulum, donde trabajó en cooperativa de servicios náuticos.

El criminal utilizó a la cooperativa para trabajar como lanchero y disfrazar la distribución de drogas en la zona, así como para el reclutamiento de cholos en su banda llamada “Mayas Unidos”, los cuales se convertirían en sus secuaces, lugartenientes y vendedores.

Palomo Pérez pudo así reclutar a decenas de adolescentes para que éstos le pagaran una cuota a cambio de protección y poder delinquir con libertad.

En abril del 2012 “El Maya” hirió de muerte a William Sansores Uc, alias “La Parca”, durante la fiesta que se celebra ese mes en la colonia Mejorada. “La Parca” falleció posteriormente en el Hospital O’Horán de Mérida y “El Maya” logró darse a la fuga.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.