jueves, julio 16

Pacientes asintomáticos con COVID-19 tendrían respuestas inmunes más débiles: estudio

0
38

 

Aunque los resultados de la investigación mostraron información importante sobre la inmunidad, se requieren más estudios en este campo.

Un análisis clínico realizado a pacientes asintomáticos con COVID-19 mostró que las personas que han sido infectadas con este virus, pero no muestran ningún síntoma de la enfermedad, pueden tener una respuesta inmune más débil.

De acuerdo a un estudio que publica Natura Medicine, las personas asintomáticas que participaron en la investigación fueron ingresadas en el Hospital Popular de Wanzhou designado por el gobierno para aislamiento centralizado, y una vez allí se encontró que la mediana de la duración de la eliminación viral en este grupo fue de 19 días.

Además, este grupo tuvo una duración significativamente mayor que el grupo sintomático, y los niveles de IgG específicos del virus fueron más bajos que los pacientes que mostraron síntomas.

“De los individuos asintomáticos, 93.3% y 81.1% tuvieron una reducción en los niveles de IgG y de anticuerpos neutralizantes, respectivamente, durante la fase de convalecencia temprana, en comparación con el 96.8% y el 62.2% de pacientes sintomáticos” señalan los reportes.

Los niveles de anticuerpos neutralizantes disminuyeron en el 81.1% de los pacientes asintomáticos en comparación con el 62.2% de los sintomáticos, sin mencionar que los primeros tuvieron niveles más bajos de citocinas y antiinflamatorias.

Esto haría a los asintomáticos más débiles ante el COVID-19 que el resto de pacientes contagiados, y aprovechando la evaluación, los investigadores recordaron que la fuerza y duración de la inmunidad después de la infección son cuestiones clave para la “inmunidad escudo”.

Otras investigaciones han demostrado que los anticuerpos circulantes contra el coronavirus permanecen durante un año, por lo menos, y que los niveles sostenidos de IgG se mantuvieron durante más de 2 años después de la infección, mientras otros apuntan que las respuestas inmunes adaptativas “han informado que la mayoría de los individuos convalecientes de COVID-19 tienen anticuerpos neutralizantes detectables, que se correlacionan con el número de células T específicas de virus”, según lo señala ABC.

¿A qué llegó la investigación?

La conclusión a la que se llegó sobre la presencia del COVID-19 en pacientes asintomáticos señala que se requieren con urgencia más estudios longitudinales que incluyan a más individuos de ambos tipos para determinar la duración de la inmunidad medida por anticuerpos.

¿Qué es la ‘inmunidad escudo’ contra la COVID-19?
La inmunidad escudo o inmunidad colectiva ocurre cuando una gran parte de una comunidad se vuelve inmune a una enfermedad, haciendo poco probable que esta se transmita de persona a persona y dando como resultado la protección para todos los miembros de un conjunto.

Como lo señala Mayo Clinic, “un porcentaje de la población debe ser capaz de contagiarse con una enfermedad para que esta se trasmita. Esta proporción se conoce como el umbral. Si la proporción de la población que es inmune a la enfermedad es mayor que el umbral, la trasmisión de la enfermedad se reducirá. Esto se denomina umbral de inmunidad colectiva”.

La inmunidad colectiva o escudo se logra a través de dos formas: las vacunas y la infección natural. Hasta que haya una vacuna contra la COVID-19 es esencial hacer más lenta la transmisión del virus para proteger a quienes se encuentran en mayor riesgo de contraerla.

Fuente: Noticieros Televisa

Leave a reply