domingo, enero 24

Padres piden investigar el suicidio de su hija en Hunucmá

0
345

 

En la colonia Ismael García de Progreso un hombre de 80 años falleció en su domicilio; en Hunucmá padres piden investigar el suicidio de su hija y denuncian violencia familiar.

Un hombre de 80 años, identificado en vida con las iniciales M. N. V., fue encontrado muerto en su casa de la colonia Ismael García por un sobrino cuando fue a visitarlo.

El lunes por la noche M. N. M., de 55 años, fue a ver cómo estaba su tío, llamó varias veces en la puerta y por más fuerte que tocó nadie le abrió; entonces se preocupó, pues no eran horas de que su pariente estuviera en la calle, ya que por su avanzada edad se cuidaba mucho.

Decidió dar la vuelta a ingresar por la parte trasera de la casa, fue entonces cuando halló a su tío en el baño inconsciente. Llamó a través de los números de emergencia y al lugar acudieron paramédicos, quienes revisaron al abuelito, pero por desgracia, ya nada pudieron hacer pues estaba muerto.

También acudieron policías, quienes tomaron conocimiento del deceso. Posteriormente llegó un doctor, quien determinó que la muerte fue por un infarto agudo al miocardio.

Presunta violencia

En días pasados, en Hunucmá fueron reportados dos suicidios, lo que ha encendido la alerta, pues en uno de los casos surgió una denuncia de violencia.

Los padres de Lizbeth Guadalupe C. P. están no sólo desconsolados, sino extrañados, pues se dijo que su hija se quitó la vida luego de que ingería cervezas en casa con su pareja, pero los familiares piden esclarecer algunas situaciones.

Dicen tener dudas de que si realmente se suicidó, pues el cuerpo presentaba lesiones y denuncian la violencia intrafamiliar que vivió en los últimos años.

Entre los rumores se había dicho que la madre de la ahora occisa se había molestado porque la vio tomando y se llevó a los niños; sin embargo, la señora aclara que fue su propia hija quien le pidió que se llevara a los pequeños, pues con ella iban a estar seguros, que luego Guadalupe iría por los niños.

“Los niños vieron cómo maltrataban a su mamá, pero a las autoridades no les interesa el testimonio”, esa noche les compramos una pizza a mis nietos y mi esposa fue a llevárselas. Nuestra hija le dijo ‘llévate a los niños, que no han comido en todo el día’”, comentó el padre de Lupita.

Moretones en el cuerpo

La madre de la ahora occisa dijo que el cuerpo no tiene marcas de corte en el cuello, pero sí algunos moretones por golpes y que sus nietos también presentan huellas de violencia familiar.

Por su parte, la Fiscalía determinó que fue suicidio y a los familiares les entregaron el cuerpo para sepultarlo, pero al ver el cadáver de su hija sospechan que quizá algo distinto ocurrió.

Piden que se investigue la situación, que si su pareja es culpable de haberla lastimado que se haga justicia y que las autoridades realicen bien su trabajo.

Los progenitores solicitan que se tome la declaración de los niños, quienes ahora han quedado huérfanos de madre.

“El marido de mi hija es un golpeador, desgraciadamente ella ya no puede decir nada y cuando se lo hicimos saber a las autoridades nos dijeron: ‘Ya falleció y no se puede hacer nada, a su tiempo debió denunciar’ ”.

Lupita tenía 24 años de edad, vendía frutas en un puesto y vivía con un hombre que es mucho mayor que ella y quien supuestamente estaba ebrio la noche en que ella se quitó la vida; se dice que la hermana de él, de 45 años, fue quien encontró a la ahora occisa ahorcada con una rafia y la bajó.

El padre de Guadalupe se cuestiona que si su hija pesaba aproximadamente 80 kilos, cómo es posible que la rafia no le cortó el cuello y cómo fue que una mujer la pudo descolgar, si estaba demasiado pesada.

Por todas estas inconsistencias solicitan que se investigue a la pareja de la difunta y que en caso de resultar culpable se le haga justicia, ya que el cuerpo presentaba moretones y golpes en el pecho, frente y piernas, además de tener marcas de dedos.

Fuente: Por Esto

Leave a reply