miércoles, agosto 21

Palo definitivo a Bastarrachea Sosa

0
302

Justicia de la Unión le niega amparo; acusado de desfalco por cerca de $28 millones

La Justicia de la Unión le negó el amparo y protección al Licenciado Ricardo Humberto de Jesús Bastarrachea Sosa, (a) R. H. J. B. S., acusado del delito de robo calificado por un monto de cerca de 28 millones de pesos, contra la orden de aprehensión dictada en su contra, por lo que es considerado prófugo de la justicia y podría ser detenido en cualquier momento.

Por unanimidad de votos, el Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito, que integran los Magistrados Luisa García Romero, Pablo Jesús Hernández Moreno y Jorge Enrique Edén Winter García, resolvió que la Justicia de la Unión no ampara ni protege a Bastarrachea Sosa.

Con lo anterior, los Magistrados confirmaron la sentencia sometida a revisión, en la cual el Juzgado Segundo de Distrito le había negado en un principio el amparo promovido contra la orden de aprehensión librada en su contra por el Juez Segundo de Control, Licenciado Luis Edwin Mugarte Guerrero.

El imputado había sido declarado sustraído de la acción de la justicia, ya que como medida cautelar en una causa diversa llevaba colocado en un tobillo un brazalete localizador, mismo que con la complicidad de terceras personas se lo retiró para poder evadir la acción de la justicia, al aportarse nuevos elementos para ser procesado penalmente por el millonario desfalco.

En los hechos en que se basa la imputación se involucra también a otras personas, el desfalco asciende a los 27 millones 796 mil 441 pesos con 76 centavos, el representante legal de la sociedad mercantil “Publicidad Impresa del Sureste”, al presentar la demanda designó como asesor jurídico a la Licenciada Karen Arely Cobá Estrella.

En la carpeta de investigación se expuso que la empresa agraviada se constituyó el 20 de noviembre del 2009 ante el titular de la Notaría Pública número 24, con el objeto social de importar y exportar toda clase de papel periódico, la edición de cualquier tipo de publicación, revistas ilustradas, la compra, venta y renta de toda clase de mercancías, maquinaria y equipo necesario para la operación y administración de toda clase de publicaciones y revistas ilustradas.

En este sentido, se le otorgó a Bastarrachea Sosa con fecha 9 de abril del 2014 un poder general amplísimo para pleitos y cobranzas, asuntos judiciales, actos de administración y actos de riguroso dominio en los términos de los artículos contenidos en el Código Civil vigente para el Distrito Federal, en relación con la sociedad mercantil demandante, con la finalidad de que realizara todos los actos de administración de la misma en su calidad de Contralor General.

Bastarrachea Sosa se desempeñó como prestador de servicios profesionales y asesor jurídico de confianza con el cargo honorífico de Contralor hasta el 21 de marzo del 2016, cuando presuntamente incurrió en conductas que se apartaban de la ley e hicieron perder la confianza de los accionistas.

El 10 de febrero del 2016, a raíz de inconsistencia en la administración de Ricardo Bastarrachea Sosa, la asamblea de accionistas de la empresa solicitó que se le abriera una auditoría que comprendiera la administración del primero de enero del 2014 al 19 de marzo del 2016.

La auditoría estuvo a cargo del Contador Público Roberto Alejandro Ordaz González, que dio como resultado en su primer informe que se habían robado varios vehículos y en el segundo se concluyó la desviación de dinero en efectivo, que afectó el patrimonio de la empresa por la cantidad de 27 millones 796 mil 441 pesos con 76 centavos.

En la demanda presentada ante el Ministerio Público se ofrecieron diversas pruebas contundentes tendientes a comprobar la probable responsabilidad de los acusados en el millonario desfalco a la empresa demandante, que sirvieron como factor importante para que el Juez Segundo de Control, Licenciado Mugarte Guerrero, dictara orden de aprehensión en su contra.

Durante el proceso se le dictó un auto de no vinculación por ese delito, pero al aportarse nuevos elementos se demandó la audiencia para nueva formulación de imputación, cabe señalar que al imputado se le seguía una causa penal diversa y como medida cautelar llevaba un brazalete localizador, por lo que antes de ser presentado nuevamente ante el Juez se dio a la fuga.

Ahora, con la resolución del Tribunal Colegiado, el imputado podría ser detenido en cualquier momento, puesto que es considerado fugitivo de la justicia.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.