jueves, agosto 13

Pasará un año en prisión por golpear salvajemente a su hijastro

0
890

 

También se le impuso que repare los daños causados al menor de manera genérica, durante la fase de ejecución de sentencia

El veracruzano Felipe A. G. negoció mediante un procedimiento abreviado, una condena de un año y tres meses de prisión por el delito de violencia familiar y lesiones por golpear salvajemente a su hijastro de 11 años en calles de la ciudad de Valladolid, donde fue sorprendido y detenido cuando cometía el ataque.

El juez de control de Valladolid, José Enrique Sáenz Dzul, a petición de las partes intervinientes, accedió a imponerle dicha sanción corporal y condenarlo a que pague 20 unidades de medida de actualización por concepto de multa. En un principio, la Fiscalía se opuso a la suspensión condicional del proceso.

Sin embargo, al confesar los hechos que se le imputan, Felipe A. G. fue condenado.

También se le impuso que repare los daños causados al menor de manera genérica, durante la fase de ejecución de sentencia; se le suspendan sus derechos políticos; sea amonestado públicamente, y no se acerque al niño tres años después cumplir con la condena.

En la carpeta de investigación se señala que el 4 de septiembre, aproximadamente a las 10:30 horas, en la calle 26 entre 39 y 41 de la colonia Santa Ana, de Valladolid, como se le había vuelto costumbre, Felipe agredió físicamente al menor de 11 años, ocasionándole lesiones de menos de 15 días en sanar.

Salió a relucir que la madre del pequeño y Felipe mantuvieron una relación sentimental que duró 10 años y el sujeto se encontraba al cuidado del niño, considerándolo hijo suyo, siendo que desde que el menor habita con el imputado constantemente agredía al infante físicamente.

Fuente: Novedades Yucatán.

Leave a reply