Pemex y CFE, principales importadores de hidrocarburos

0
14

PROGRESO.– De las 3.1 millones de toneladas de hidrocarburos (diésel, gasolinas, combustóleo y turbosina) que llegaron a Progreso durante el 2018, el 87 por ciento lo compró Pemex y lo desembarcó por sus poliductos, de acuerdo con información de la Administración Portuaria Integral (API).
Las estadísticas oficiales muestran que Pemex compró 2.7 millones de toneladas que llegaron a Progreso y que la CFE importó 350 mil toneladas de diésel y combustóleo para sus plantas en los tres Estados de la Península.
Las compras de las paraestatales durante todo el año significaron la llegada de 134 buques, esto es, 3 buques cada semana en promedio.
Ayer POR ESTO! presenció la estancia de 2 buques con hidrocarburos, uno en el llamado Muelle 7, que es donde hace las descargas la CFE y el muelle de Pemex, además había un buque de Pemex, el “Ignacio Allende”, a la espera de entrar.
De acuerdo con información oficial, los buques provienen de diferentes países y son embarcaciones de 220 metros de longitud en promedio, con capacidad de hasta 45 mil toneladas; llegan a Progreso con un promedio de 25 mil a 30 mil toneladas, ya que de lo contrario no podrían ingresar porque requieren más profundidad.
En el caso del buque procedente de Singapur, cargado con 25 mil toneladas de diésel comprado por la CFE, llegó el miércoles 30 de enero al Muelle 7 y, hasta ayer en la mañana, había descargado 24 mil toneladas, por lo que se preveía que hoy miércoles terminaría y elevaría anclas.

Carro-tanques
Por lo que toca a los buques que importa la CFE, no desembarcan en poliductos, sino en carro-tanques y se requiere un circuito de 90 a 100 unidades para realizar en promedio 1,200 viajes a las diferentes plantas de la paraestatal en los tres Estados de la Península.
POR ESTO! presenció el sábado pasado el operativo de revisión antihuachicol a los carro-tanques que descendían del Puerto de Altura con el diésel comprado por la CFE.
Se trataba del 4º día de descarga del buque y, por ello, el movimiento de carro-tanques fue constante incluso hasta el lunes.
Fuentes del sector energético explicaron que la turbosina también es transportada por carro-tanques, pero desde la TAR de Pemex, ya que todos los hidrocarburos son transportados del barco por poliductos hasta la Terminal de Almacenamiento.
En cambio, el combustible que compra la CFE desciende por carro-tanques y, desde que entró en vigor la Reforma Energética, la compra de combustóleo y diésel por parte de la paraestatal ha aumentado, al grado de sumar 14 buques al año, cuando empezaron con uno en el 2015.
El movimiento de carro-tanques ha ido en aumento y aún no se registra importación de combustibles de grupos gasolineros particulares ni tampoco ha entrado en operaciones comerciales la Terminal de Hidrocarburos de la empresa Lodemo, ya que aún están en fase piloto.

Fuente: Por Esto

Comments are closed.