lunes, julio 22

Penal nuevamente a supervisión

0
66

COZUMEL.- Personal de la embajada norteamericana, supervisó por tercera y última ocasión al Centro de Reinserción Social de Cozumel en aras de la certificación penitenciaria, apenas hubo detalles para corregir; la intención es obtener la certificación para el segundo semestre del 2019, existiendo amplias probabilidades de obtenerla.

Una hora antes del mediodía, Fred Trespalacios, asesor de la embajada norteamericana para la Asistencia en Procesos de Certificación para el Cumplimiento de los Estándares Internacionales Centrales sobre Prisiones, estuvo de visita en Cozumel para recorrer la prisión, cuyas autoridades trabajan en la recta final del proceso de certificación. Uno de sus objetivos principales, es que los internos puedan tener acceso a programas que los reinserten nuevamente al núcleo social y productivo, para evitar que las cárceles, en este caso la de Cozumel, se convierta en una “universidad” donde aprendan nuevos modelos delincuenciales por el convivio diario con otros internos.

Jaime Elí Ibáñez de la Cruz, director de la cárcel de Cozumel, fue el encargado de recibir al visitador procedente de los Estados Unidos. Junto a él realizó un recorrido total a las dos áreas nuevas habitadas por sentenciados, al área general que ocupan los procesados, la zona femenil y al resto de esta infraestructura penitenciaria.

Al finalizar, el director resaltó que tuvieron algunas observaciones mínimas para corregir a corto plazo, pero que en general, la calificación que obtuvieron fue buena. De hecho, considera que hay altas probabilidades de obtener la certificación tan anhelada que podría darse el segundo semestre 2019, probablemente en el transcurso del mes de agosto o posteriormente, aunque por el momento no hay nada definido, todo dependerá de las autoridades norteamericanas.

En esta visita, el verificador se percató que la cárcel tiene un clima adecuado para los internos, los custodios y los policías estatales que vigilan a seguridad externa. Es decir, un panorama distinto al que acostumbraba este penal desde su creación en el 2008. Fue en los últimos tres años que la estructura tuvo un cambio radicalmente, modernizándose con parámetros que exige la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para las personas privadas de su libertad.

Tiene la confianza que Cozumel puede tener la primera cárcel certificada en el estado de Quintana Roo, algo que le abriría las puertas para recursos del programa Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), y también apoyo por parte de la Iniciativa Mérida, de donde obtendrían equipo técnico adecuado para el reclusorio, no dinero en efectivo.

El verificador norteamericano estuvo alrededor de una hora en el penal, para después tomar el avión y regresar a Estados Unidos, aunque no dio ninguna clase de entrevista por no estar autorizado para tal efecto.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.