martes, febrero 25

Pende millonaria multa por caso de fetos en la tienda del Issste en Cancún

0
847

La Cofepris ya notificó al instituto sobre el mal manejo de agentes biológicos.

CANCÚN, Q. Roo.- Una multa de hasta medio millón de pesos podría enfrentar el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) en Cancún por el mal manejo de agentes biológicos infecciosos, tras una inspección de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), al lugar donde había más de 100 muestras de laboratorio.

Miguel Alejandro Pino Murillo, director estatal de la Cofepris, dijo que este tipo de muestras debieron ser canalizadas para su destrucción mediante una compañía autorizada, por lo que al infringir la normativa, serían acreedores a una multa de entre mil a seis mil Unidades de Medida Actualizada (UMA).

“Ya se hizo una notificación al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, porque las muestras, consideradas como Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI), tienen entre cuatro y cinco años ahí, ya que tienen fecha de 2014-2015”, explicó.

De acuerdo con Cofepris, la investigación se realizará en conjunto con la Fiscalía General del Estado (FGE), con el objetivo de dar con los responsables de abandonar estas pruebas patológicas, que permanecen resguardadas por las autoridades.

Al respecto, Joaquín Calderón Martínez, director del hospital del Issste en Cancún, dijo que no incurrieron en ninguna mala disposición de elementos biológicos, ya que estos se resguardan debidamente en formol en caso que se requiera un estudio histopatológico, que sirve para determinar alteraciones en órganos y tejidos.

“No es un producto que pueda causar daño o problemas ni nada, porque estaban en formol para su conservación, una vez que cumplan cinco años y si no hay problemas legales con el paciente, se envían a la Ciudad de México para su incineración”, dijo el médico quien aseguró que los frascos datan de 2018 y que no contenían ningún feto, sino tejidos y órganos como vesículas, apéndices y úteros.

Asimismo, señaló que permanecían en las instalaciones de la antigua tienda del Issste debido a que el hospital no cuenta con el espacio para resguardar el material, por lo que dispusieron del predio, que también es propiedad del instituto.

La Norma Oficial Mexicana 087-SEMARNAT-SSA1-2002 indica que se consideran como Residuos Peligrosos Biológico-Infecciosos, los tejidos, órganos y partes que se extirpen del cuerpo durante las necropsias o intervención quirúrgica, que no se encuentre en formol.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply