martes, febrero 18

Periférico, vía rápida pero no segura

0
301

El Periférico es resultado de políticas orientadas únicamente a garantizar “vías rápidas” para los automovilistas, pero que ignoran totalmente las necesidades de otros usuarios de la vía pública, como los peatones y los ciclistas, dijo ayer Eduardo Monsreal Toraya, integrante del Observatorio de Movilidad Sostenible de Mérida (OMSM).
Y añadió:
—La “cultura vial” que se promueve en la Ley de Tránsito y Vialidad del estado se basa en el modelo estadounidense de la posguerra, el cual fue concebido por grupos de presión (lobbies) vinculados al sector automotriz, por lo que termina siendo una especie de adoctrinamiento a favor del auto, donde se intenta domar fallidamente al imprudente peatón para que se amolde a las reglas impuestas por los automovilistas. Se trata de un modelo de “cultura vial” fallido, excluyente y nocivo en lo social, lo económico y lo ambiental que ya ha sido desechado en muchos países de Europa, donde lo que priva ahora es la visión cero, de cero accidentes, y con la que se protege a los más vulnerables, que son el peatón, el ciclista y el motociclista.
Le preguntamos sobre la razón de que de enero a la fecha se hayan registrado ya 22 muertes en el periférico. Y responde:
-Es que no es lo mismo cruzar una calle local de 7 a 10 metros de ancho, y con un tráfico de 10 vehículos por hora circulando a velocidades de 30 a 40 kilómetros por hora, que una vialidad de más de 50 metros de arroyo vehicular, con miles de vehículos por hora transitando a más de 80 kilómetros por hora. Al peatón no le da suficiente tiempo para cruzar los 3 carriles de un solo jalón. Por mucha precaución que tome, sólo le alcanza el tiempo para cruzar dos carriles sin tanto peligro, y en el tercero es donde lo atropellan, porque allá en el Periférico no hay cruces seguros, directos y efectivos para el peatón.
-¿Y por qué hay tanto peatón y ciclista y triciclista cruzando el periférico?
-Es que aún cuando el Periférico debería ser una arteria de acceso controlado que tuviera como únicos accesos los distribuidores viales, la ciudad fue creciendo y tenemos ahora centenares de calles de colonias que llegan lateralmente al Periférico. Además se permitió la instalación de comercios, bodegas, oficinas, incluso escuelas, universidades y ahora hasta hospitales en los terrenos colindantes al Periférico, lo que llenó el área de peatones, usuarios del transporte público, ciclistas y triciclistas, y eso no estaba contemplado. Además la gente maneja muy rápido…

Pasos peatonales

-Algunos opinan que las personas a las que atropellan en el Periférico se tiene la culpa, porque hay pasos peatonales elevados y no los usan, señalamos.
-El problema con los puentes peatonales es que no están diseñados para garantizar el cruce cómodo, directo, seguro y accesible para todos los peatones, si no que están diseñados únicamente para que los peatones no estorben el tránsito de los automóviles. Quieren forzar al peatón a subir y bajar, mientras que los automóviles pasan cómodamente a nivel de la calle, lo cual es injusto, sobre todo porque hay personas de la tercera edad o personas con alguna discapacidad motriz o señoras embarazadas que no pueden subir y bajar fácilmente.
En todo caso lo que se debe hacer es construir sobre el Periférico pasos subterráneos para los automóviles, o pequeños puentes como el de Santa Gertrudis Copó, para que los peatones, ciclistas, triciclistas e incluso motociclistas y automovilistas de la zona puedan cruzar al nivel de la calle.
-¿Crees que se debería bajar la velocidad con que se circula en el Periférico?
-Sí. El anillo Periférico es una vialidad de circulación continua, esa es su ventaja, pero no es una pista de carreras.

El puente de Tixkokob

-Hay muchos reclamos por el puente de Tixkokob, porque ni siquiera tiene luz.
-Mira, este puente fue puesto en operación a finales del 2016, y al ver que no llenaba muchos requisitos, pues es de nada más de un carril de ida y otro de vuelta, en enero del 2017 pedimos a la SCT el análisis costo-beneficio; entonces cuando nos lo dieron descubrimos que habla de un “distribuidor vial de Tixkokob”, pero no es un distribuidor, es sólo un puente, y en el estudio de aforo de vehículos sólo contempla en el conteo vehicular autos, camiones de carga y autobuses. Es decir, a pesar de que une a dos colonias populares (la Amalia Solórzano, Francisco Villa Oriente y el fraccionamiento Villas Oriente), se omitió el conteo de las motocicletas, las bicicletas y a los peatones.
Además, en las conclusiones de dicho estudio, se menciona como parte de los beneficios que el proyecto va a reducir los accidentes, pero no se contemplaron estadísticas de esa accidentabilidad.
-Hay quejas de peatones y ciclistas…
-Es que el puente peatonal está a 200 metros, y el paso de motos y bicicletas se prohibió y se desvió a un kilómetro. El caso es que actualmente las motos pasan a toda hora, y los señalamientos que lo prohíben fueron manchados con pintura blanca.
-También, como en muchos otros lugares, en el Periférico no hay banquetas. De hecho, en el Anillo Periférico los peatones caminan por el acotamiento.
-Así es, pero el acotamiento no es área peatonal. Incluso ya se han registrado atropellamientos de peatones en el acotamiento.
-¿Por qué pasa todo esto?
-Porque ha pasado como ocurrió con el Circuito Colonias, que fue el primer libramiento y luego se volvió un corredor de servicios.
-Hay varias ciclovías que llegan al Periférico, pero no lo atraviesan…
-Sí, están las de Chichí Suárez, la de Motul, la de Cholul, la de Tixcacal, la de Caucel, la de Susulá, la de la Ixmatuil, pero ninguna continúa para cruzar.
-¿Qué recomendarías?
-Tres cosas: Primero: construir puentes vehiculares, para que sean los autos los que tengan que subir, y que se garantice el cruce de peatones y ciclistas a nivel de piso. Segundo: Reducir los límites de velocidad en el Periférico.
Tercero: introducir las fotomultas para automóviles y motocicletas en el Anillo Periférico, en sus calles laterales donde también se corre a mucha velocidad, y en las carreteras federales y estatales.
Finalmente, Eduardo Monsreal Toraya señala:
-Hay que tener en cuenta que una calle bien diseñada, vale más que mil campañas de educación vial, es decir, que la ciudad necesita una infraestructura adecuada, y que si la que existe en el Anillo Periférico ya no lo es, hay que actualizarla.

Por Esto

Comments are closed.