lunes, julio 15

Pescadores bucean pulpo a pesar de que está prohibido

0
71

Descompresiones al alza

TIZIMÍN.— En menos de dos meses el IMSS ha recibido a un total de 55 pescadores descompresionados que han sido tratados en la cámara hiperbárica, es decir, uno al día en promedio, dijo ayer el doctor Juan Carlos Tec Tun, responsable del equipo.

“El caso más reciente ocurrió apenas hoy (por ayer): un buzo de El Cuyo llegó grave, pero por fortuna fue estabilizado y está bajo observación”, expresó.

El médico del nosocomio informó que desde que se inició la temporada de langosta el 1 de julio pasado comenzaron a llegar los descompresionados al hospital, y a partir del 1 de agosto pasado, cuando comenzó la temporada del pulpo, los casos comenzaron a aumentar, al grado que a la semana han registrado de 7 a 10 afectados, o sea, de uno a dos al día.

Este dato revela que no pocos pescadores estarían buceando para capturar al octópodo, lo cual está prohibido para esa pesquería.

Según Tec Tun, este mes recibió otro caso grave de un buzo de Río Lagartos de 27 años de edad, quien llegó inconsciente, con los signos vitales muy bajos y daño cerebral, debido a que no recibió la cantidad de oxígeno suficiente, lo que ocasionó que se le paralice una pierna y un brazo. “Afortunadamente para él, vivió y lo hemos estabilizado con ocho sesiones que ha recibido. Apenas ayer le tocó tratamiento y ya puede caminar por sí solo, cuando antes llegaba apoyado de un burrito”, indicó.

Juan Carlos Tec dice que las descompresiones dejan secuelas y si no se atienden, mucho peor, de manera que a los afectados jóvenes se les recomienda dejar el buceo por un tiempo.

El responsable de la cámara hiperbárica dijo que el pescador arriesga mucho su vida, pues se aventura a llegar a las profundidades con tal de sacar a su presa.

“La descompresión se determina por tres factores: la profundidad (más de 10 metros), el tiempo que hace dentro del agua y la manera cómo salen a la superficie”.

El médico exhortó al gremio pesquero a no exponerse, pues aunque hasta ahora no ocurren tragedias lamentables, el buceo continúa y los pescadores siguen llegando descompresionados.

El IMSS recibe a buzos de Dzilam de Bravo, Río Lagartos, San Felipe, Las Coloradas y El Cuyo.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.