domingo, septiembre 15

Pescadores de Seybaplaya, listos para la temporada de pulpo

0
269

Admiten trabajadores del mar que el 80 por ciento se dedican al buceo

Con machete en mano, con lijas para pulir y entre los cuates, así pueden observar en el malecón de Seybaplaya a cientos de pescadores que ya preparan sus embarcaciones para la temporada de pulpo maya que iniciará en escasas dos semanas oficialmente, las jimbas ya fueron escogidas y ahora las tienen que dejar lisas para que en su madurez solo coloquen las líneas de cordel que quedarán sujetas en las sub divisiones naturales de las tiras de bambú de al menos tres metros.

Don Carlos Pacheco y Faustino Puch son dos de los pescadores más reconocidos en el lugar, entre ambos suman casi cien caños de experiencia pesquera pues comenzaron desde muy chavos el trajín de aprender el oficio dado que sus padres fueron pescadores también, sus esperanzas están depositadas en que haya una buena captura y que además haya una baja producción de pulpo oriental en los países que son el principal mercado del pulpo maya.

Como cada año, los pescadores no solo de Seybaplaya sino de toda la entidad, tienen la esperanza de tener una buena temporada de casi todas las especies, pero específicamente en la de pulpo pues como es característica de la península, su sabor, su peso, sus dimensiones son demasiado preciadas en países como Japón, Hungría, Filipinas, China, entre otros.

Aunque no saben aún en que precio iniciará el kilo del producto, señalaron que ya fueron citados por algunos acaparadores para entablar diálogo, pues los rumores son que empezarán los primeros días a 40 pesos el kilo del octópodo, algo que consideraron muy bajo y que no creen que sea así, razón por la cual asistirán para que sepan quien será el principal acaparador y cuanto les pagará por el producto.

Sin embargo, el problema no solo radica en la incertidumbre del precio o de la biomasa, sino que admitiendo que el 80por ciento de sus compañeros pescadores no respetan la legalidad, se dedican a capturar pulpo antes de tiempo y cuando es la temporada utilizan equipo de buceo, compresores y otras técnicas que están prohibidas, pero que al no haber inspección y vigilancia, así como inspectores, han dejado al mar como un espacio sin ley.

“Mandaron unos inspectores creo de Tamaulipas, pero con la misma regresaron a su entidad pues aparentemente había problemas de presupuesto, actualmente la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) no tiene inspectores en Campeche, en todo el litoral puedes observar depredadores pero la mayoría son de aquí ya que les pagan para eso”, afirmó.

“Desde mayo les dan un adelanto, como dos mil pesos a cada pescador, desde entonces estos invierten su tiempo a depredar al producto, tirando llantas y bloques al mar, poniendo trampas y aprovechando a sacar todo lo que puedan”, agregó.

Además afirmaron que si alguno menciona nombres o levanta alguna denuncia, aunque sea anónima, en seguida les roban los motores, las lanchas, los amenazan o de plano les queman las embarcaciones.

Fuente: Jornada Maya.

Leave a reply