lunes, septiembre 23

Pescadores ribereños en total desánimo por la baja captura de pulpo

0
2715
El presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Centro Poniente del Estado, José Luis Carrillo Galáz informó que hay total desánimo en los pescadores ribereños por la baja captura de pulpo, incluso hasta el precio del kilo de molusco a playa bajó de 70 a 55 pesos, lo que no es redituable para los hombres del mar que tenían cifradas esperanzas en ésta importante pesquería.
Dijo que ya los pescadores de Chicxulub Puerto, Chelém, Chuburná Puerto y Progreso han dejado, en su gran mayoría han dejado de hacerse a la mar para capturar pulpo, ya que gastan combustible y carnada para arribar a playa sin nada o poca especie y precios muy bajos.
Manifestó que ésta es una crisis muy fuerte para la pesca ribereña porque en años anteriores tuvieron también mala captación de recurso por efectos de la marea roja; ahora, la pesca furtiva, el calentamiento del mar y el exceso de sargazo, ocasione la deblacle en esta importante pesquería para más de 12 mil pescadores.
Destacó que en lo que queda en este mes de agosto, varios hombres del mar ribereños van a suspender actividades y esperar cómo les va en septiembre próximo, a lo mejor con la presencia de ondas tropicales que muevan el lecho marino, podría ayudar a levantar esta importante actividad que está desplomada totalmente, y temen de que sea uno de los peores años de ésta importante pesquería.
Recordó que del primero de agosto al 15 de diciembre del 2018, capturaron historicamente 35 mil 435 toneladas de pulpo, una derrama económica de 4 mil 200 millones de pesos; así como va esta nueva temporada de captación, es difícil alcanzar siquiera hasta las 12 mil toneladas porque no hay el recurso.
Aclaró que la flota mayor que se aleja hacia mar profundo, han arribado a puertos con un poco más de captación del octopodo hasta por 10 toneladas, pero la pesca ribereña está en momento de crisis porque la captura del molusco es su principal actividad y fuente de ingresos, y después siguen la langosta y el mero, cuyas temporadas de captación han sido muy flojas.

Leave a reply