lunes, abril 6

Piden intervención contra el Tren Maya

0
409

Tal como habían anticipado hace un par de días, vecinos de los barrios antiguos que se asentaron antes de las vías en la capital campechana arribaron la mañana de ayer al Palacio de Gobierno con lonas y cartulinas manifestando su descontento por la indefensión en la que se encuentran ante el proyecto del Tren Maya y la falta de información y propuestas por parte de la Federación para llegar a común acuerdo con estos habitantes de la ciudad, quienes han demostrado vivir en sus patrimonios antes de las vías.

Los manifestantes llegaron no a negociar, sino a exigir al Gobierno del Estado intervenir y darles el lugar que merecen como descendientes de las primeras familias que poblaron los barrios tradicionales de Santa Lucía, La Ermita y la colonia Camino Real, todos con estancia por más de 100 años en sus viviendas, lo cual han demostrado mediante un compendio de pruebas y evidencias que quieren entregar al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en sus propias manos para que lo analice.

La primera victoria la lograron al hacer que los atendiera el subsecretario de Gobierno, Jesús Quiñones Loeza, junto con un representante de Gobernación; luego de dialogar por unos minutos en el interior del loby del primer piso del Palacio Ejecutivo Estatal, tomaron el común acuerdo de trasladarse a las oficinas de Ramón Arredondo Anguiano, coordinador estatal del proyecto, quien les explicaría las posibles medidas jurídicas a proseguir, en su caso, y qué posibilidades tienen de ser escuchados por López Obrador el sábado.

Por lo pronto trascendió que ya en diálogo con Arredondo Anguiano lograron que les arreglara una reunión con la delegada estatal de Programas Federales, Katia Meave Ferniza, misma que hará un recorrido por la zona de las vías, donde también le presentarán el compendio de evidencias para que lo analice, pues si de algo se han quejado constantemente los habitantes de la zona, es que el Gobierno Federal y sus representantes en la entidad, así como los coordinadores del proyecto, les han negado información y en las reuniones que han habido no les han aclarado el proyecto.

Los vecinos dijeron no estar en contra de la modernidad y el desarrollo, pero consideran que deberían tener más opciones, principalmente de sacar las vías del tren de la ciudad y de ahí partir para desarrollar el proyecto final que quiere implementar el Gobierno de López Obrador, pues reconocen las posibilidades y los alcances, pero las afectaciones no pretenden adoptarlas ya que no es opción para ellos.

Cabe señalar que durante la manifestación, guardias del primer lobby del palacio estatal intentaron cerrarle las puertas a los ciudadanos.

Fuente: Punto Medio

Leave a reply