lunes, noviembre 11

Pierden $2 Mlls. en dos días nueve negocios cerrados

0
83

PROGRESO.— Pérdidas que se calculan en unos $2 millones afrontan nueve restaurantes —cinco del malecón y cuatro en otros puntos de la ciudad— que bajo consigna fueron clausurados el sábado 16 por inspectores de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) en pleno puente de fin de semana que empató con el asueto por el aniversario del natalicio de Benito Juárez García, cuando llegaron muchos paseantes.

Además, por las clausuras, unos 250 trabajadores, entre meseros, cocineros y administrativos se quedaron sin trabajo en días de mucha venta y buenas propinas que dejan los clientes.

En el malecón fueron clausurados “Carabela”, “Moes”, “Shark”, “Le Saint Bonnet”, “Leña y Mar”; en el poniente de la ciudad, “Yum Spu”; en el Centro, “San Martín”, y en el Oriente, “Cactus” y “El Timón”.

Roberto Sánchez González, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servitur) de este puerto, calificó esas clausuras como arbitrarias y un abuso de autoridad.

Afirmó que por ser la primera visita que hicieron los inspectores de Salud, debieron de hacer las observaciones sanitarias para que se corrijan, dar un plazo considerable para ello y, en segunda inspección, clausurar los que no cumplan.

Los dueños de restaurantes afiliados a la Canaco fueron convocados a una reunión por Sánchez González para analizar la situación y gestionar ante la SSY la reapertura de los negocios.

El dirigente afirmó que la Canaco alza la voz por la clausura de nueve restaurantes, sobre todo por los del malecón, porque se hizo en un puente en el que llegan muchos paseantes.

Indicó que, por las nueve clausuras, muchos visitantes no hallaron lugares para desayunar y almorzar.

“La Canaco considera que no hubo sensibilidad de la autoridad sanitaria; la clausura se realizó en sábado, les habrían pagado horas extras a los inspectores y, debido a que este lunes fue inhábil, los dueños de los restaurantes apenas este martes podrán gestionar la reapertura de sus negocios”, destacó.

Jorge Gutiérrez Yerbes, propietario de “Shark”, señaló que las clausuras ocasionaron pérdidas a los negocios y se quedaron sin trabajo muchas personas.

Detalló que en su restaurante trabajan 30 personas y por día dejó de ganar poco más de $100,000, no pudieron trabajar el domingo y ayer, días de muchos paseantes.

Indicó que en total los restaurantes clausurados registran pérdidas de unos $2 millones del domingo a ayer y esperan reabrir el próximo fin de semana.

Afirmó que las faltas en los negocios no son graves ni de alerta sanitaria; en “Shark” los inspectores señalaron que la estufa no estaba limpia, pero se les dijo que estaban trabajando, no hallaron cucarachas ni roedores.

“La clausura de los restaurantes fue con consigna, así lo dijeron los inspectores de Salud: que traían la consigna de clausurar los restaurantes que visitaron, pero no clausuraron todos; eso habría sido grave, sobre todo en un fin de semana de afluencia vacacional y cuando se promueve a Progreso como destino turístico.

“En el puerto no se han dados casos de salmonela y mucho menos de cólera por consumir productos pesqueros”, indicó.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.