domingo, abril 5

Plataformas digitales generan 5 mil mdp

0
230

La regulación de las plataformas digitales que operan en el país estaría siendo una opción viable para la aportación de recursos frescos que se dirigirían a la promoción de los destinos y a la atención de infraestructura turística. Así lo planteó César Martínez, empresario del destino, quien funge como asesor en el tema de transición de lo que será el próximo gobierno federal. El turismo que utilice este tipo de servicio tendría que pagar el 4 por ciento, del impuesto al hospedaje y el anfitrión tendría que pagar un Impuesto Sobre la Renta con una licencia de operación que lo obliga al resto de los derechos que se pagan para operar esta oferta de hospedaje.

El proyecto, dijo, ya está avanzado y se trabaja en conjunto con la Secretaría Estatal de Turismo para regular las rentas vacacionales que se generan por medio de los canales digitales de renta.

El turismo que está utilizando estas plataformas para hospedarse en una habitación de casa particular o en una propiedad que se renta como servicio hotelero, está en franco crecimiento y hoy día es un sistema diferente de viajar que está dejando un beneficio importante en las regiones, pues este turista toma taxi, come en fondita, va en camión y no viene a un hotel de Todo Incluido.

El proyecto que se plantea es una propuesta ciudadana y se trae con la Secretaría de Turismo y el gobierno del Estado a fin de ingresar recursos que podrían sustituir lo que se venía generando con el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) que dejará de funcionar y cuyos recursos ahora se dirigirán al Ramo 21, que es el paraguas del gobierno federal para hacer llegar recursos a los estados y municipios, mientras que la promoción, se detalla y se estaría trasladando a funciones de los consulados y embajadas de México.

El proyecto ya se ha planteado a hoteleros y actores de la industria turística y se pretende impulsar a nivel nacional y está basado en estudios que recientemente realizó la Universidad Anáhuac, donde se refiere que este tipo de hospedaje que no tiene regulación está dejando de pagar 5 mil millones de pesos a nivel federal.

En el desglose de la propuesta dijo que, el turista podría pagar 4 por ciento del impuesto al hospedaje, de los cuales el 2 por ciento, se quedaría en los municipios que lo están generando, y el otro 2 por ciento, se manejaría a nivel federal por medio de un consejo ciudadano que integrarán también los actores principales de la industria turística para definir acciones de promoción.

En cuanto al anfitrión, deberá pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y derechos e impuestos que corresponden al arrendamiento de una propiedad que se utiliza como negocio. El pago de un cuarto en caso de una casa habitación, debería ser proporcional, pero hay derechos como la basura, anuencia de funcionamiento, etcétera.

Se trata, dijo, de una propuesta innovadora que podría avanzar y afinarse en su modificación legislativa en municipios, estados y Federación para que entrara en aplicación en 2020.

En cuanto al crecimiento de esta oferta hotelera detalló que hoy en día los destinos con mayor oferta son Ciudad de México, Mérida, Tulum, Cancún y Playa del Carmen, seguidos por Chiapas, Monterrey y San Miguel de Allende.

En suma se sabe que existen 50 mil 700 anfitriones en todas estas plataformas en el país, y un promedio de 95 mil 800 alojamientos registrados, con un crecimiento del 72 por ciento, de un año a otro.

Dos millones de turistas extranjeros han utilizado la plataforma con un crecimiento del 160 por ciento, y un millón y medio de viajeros nacionales también activaron este servicio, con un crecimiento de 176 por ciento, generando ingresos por más de 131 mil 820 millones de pesos.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.