domingo, diciembre 15

Pleitos en Xocchel y Kiní

0
163

Tensión por la vigilancia afuera de las casillas

El atraso en la apertura de casillas generó descontento en varios votantes que acudieron desde temprana hora para ejercer su derecho. Incluso, en algunos municipios se requirió la intervención de las autoridades.

En Kiní hubo suspensión temporal de la votación en la casilla 674 básica, ya que se reportó que había boletas tachadas previamente a favor del candidato del PRI a gobernador, Mauricio Sahuí Rivero. Presuntamente hubo una confusión causada por las papeletas usadas por una encuestadora de salida, las cuales son parecidas a las usadas oficialmente.

La involucrada explicó que realizaba una encuesta de salida, ya que las boletas estaban marcadas con la leyenda “Documento válido solo para encuesta”, por lo que las votaciones volvieron a transcurrir con normalidad. La mujer fue trasladada a la dirección de Seguridad Pública Municipal y quedó en espera de ser puesta en libertad.

En Dzilam de Bravo, Dzilam González, Acanceh y Tekal de Venegas las casillas también abrieron con más de una hora de atraso y gran afluencia de votantes, que formaron largas filas.

En Izamal, algunos electores acudieron a hacer fila desde las 6:30 de la mañana, pese a que la apertura era a las 8. Sin embargo, varias casillas abrieron a las 9:32 de la mañana, es decir, con hora y media de retraso, debido a la falta de funcionarios, mientras que en otras se debió al atraso en la firma de las boletas electorales. En la cabecera municipal y comisarías hubo gran afluencia.

En todas las casillas de Izamal, grupos de promotoras a favor del PRI supervisaron a través de una lista a los simpatizantes del partido tricolor que votaban.

Además, hubo grupos de choque identificados con el PRI a unos metros de las casillas.

Prohíbe votos

En Xocchel se registraron momentos de tensión, ya que al menos un centenar de policías estatales custodiaron las dos únicas casillas en el municipio, que es gobernado por el PRD.

Las secciones electorales 1043 y 1044 fueron custodiadas para prevenir percances desde las 9 de la mañana. Además, la Junta del Instituto Nacional Electoral (INE) tuvo que formar una comisión para visitar el municipio, ya que en la primera sección la presidenta de una casilla prohibió que unos “fuereños” voten.

El percance originó la suspensión de la jornada, incluso tuvo que acudir el consejero del INE, Jorge Antonio Vallejo Buenfil, con una comisión de representantes de partidos políticos para reiniciar la votación. También acudió una comisión del Consejo Distrital Federal con cabecera en Progreso.

“Si bien la autoridad dentro es la presidenta o presidente de dicha casilla, y ellos tienen facultades, eso no les da el derecho de decidir quién o quienes votan, ya que los ciudadanos que estén inscritos en el padrón y aparecen en el listado nominal tienen derecho a votar”, enfatizó Vallejo Buenfil.

Varias personas de diferentes edades portaban una camiseta negra, y según los vecinos, eran simpatizantes del PRD. También se reportó la presencia de varios vehículos con personas oriundas de Tabasco.

En Seyé, varios votantes acudieron desde las 5:30 de la mañana para esperar la apertura de las casillas 781,782,783 y 784. Las largas filas permanecieron en la casilla 781 hasta las 3:30, en la cual los votantes resistieron los fuertes rayos del sol.

La jornada transcurrió con calma, aunque camionetas de los diferentes partidos con simpatizantes recorrieron calles para cuidar el voto de su partido.

En la casilla 782 una mujer no identificada tomó las boletas de los ciudadanos que ya habían votado y las abría para volver a doblarlas y depositarlas en la urna. El hecho causó curiosidad a los representantes de los partidos, pero no hubo reclamos. La casilla 781 cerró puntual y sin ciudadanos en espera de sufragar su voto, mientras que la casilla 783 cerró después de la hora señalada en el reglamento, debido a que más de 100 sufragantes no habían votado.

Algunos electores comentaron que la apertura de la casilla fue una hora después de lo previsto, lo cual ocasionó el atraso.

También hubo acarreo de manera disimulada, en el que los partidos trasladaron a sus votantes en mototaxis. El PAN fue el más activo, según vecinos, ya que acarreó a personas de la tercera edad desde temprana hora.

Los vecinos también se percataron de unos jóvenes, quienes conducían vehículos y pasaron (sospechosamente) cerca de donde instalaron las casillas.

El alcalde Pedro Paredes Pereira emitió su voto a mediodía e invitó a una elección tranquila, en la que no se violenten los derechos humanos y la integridad física de los votantes. También señaló que esperó con tranquilidad los resultados de estas elecciones.

No asisten

En Suma de Hidalgo las casillas de la sección 801 básica y contigua, ubicada en la escuela Ignacio Allende del Centro, inició a las 9:40 de la mañana debido a la ausencia de algunos representantes de casilla.

También se registró un altercado, ya que un grupo de personas alegaba a favor de un votante a quien no le permitían ejercer su derecho, pues no es de la población, aunque cuenta con credencial de INE y está en el padrón de esta comunidad. Policía Estatal tuvo que intervenir para calmar los ánimos entre los involucrados.

En la sección 800 básica y contigua, ubicada en la escuela Jacinto Canek, la jornada se inició a las 10:09 de la mañana, debido a la lentitud del personal, sin embargo, ocurrió sin mayores incidentes.

En Teya, la votación en la casilla 881 básica y contigua, ubicadas en la excasa de la cultura, a un costado del Palacio Municipal, se inició a las 9:08 de la mañana debido a la lentitud del personal.

En la casilla básica 880, ubicada en Jardín de Niños Adolfo López Mateos, en la calle 20 entre 27 y 29, la votación empezó a las 8:20 de la mañana con buena afluencia de votantes y sin reporte de incidentes.

Las casillas en Motul abrieron con un hora y media de atraso, debido a que los funcionarios de casilla, en su mayoría escrutadores, no asistieron. Un representante del INE señaló que un 40 por ciento de los funcionarios de casilla no asistieron, lo cual ocasionó el retraso.

Esta situación ocasionó que varios votantes manifiesten su inconformidad con gritos y aplausos mientras pedían que se abran las casillas de votación.

En Muxupip se registró un zafarrancho en el cierre de casilla, ya que amigos y familiares de algunas personas que aún no votaban, hicieron fila por ellos.

A las 6 de la tarde se cerró la escuela, lo que enojó a unas 20 personas que acudieron confiados de que alguien les guardaba un lugar.

Debido a la molestia, las personas a quienes no les permitían votar, intentaron tirar la reja. Incluso una persona se coló en la fila cuando abrieron la reja.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.