sábado, mayo 8

Ponen a la venta una de las Casas Gemelas de Paseo Montejo

0
1058

Las Casas Cámara, mejor conocidas como las “Casas Gemelas”, se han convertido en uno de los íconos turísticos más emblemáticos de la ciudad, debido a su belleza arquitectónica así como por lo idéntico de su diseño, por lo que son admiradas tanto por habitantes como por turistas nacionales y extranjeros.

Fueron construidas a principios del siglo XX a cargo del ingeniero Manuel Cantón con planos traídos por los hermanos Cámara, Ernesto y Camilo, desde Francia, quienes deseaban que las casonas tuvieron un estilo europeo.

Las casonas fueron construidas en pleno Paseo Montejo entre las calles 45 y 43.

Actualmente, las famosas Casas Gemelas pertenecen a Mario Molina y Fernando Barbachano, siendo la de este último puesta en venta por medio de un sitio web a un precio de 18 millones de dólares.

En la publicación se detalla que la casa cuenta con 10 recámaras y ocho baños, así como un sótano y un medio sótano; despacho, sala familiar entre otros espacios.

La belleza del edificio y la de su par son inigualable, por lo que quien pague el precio por la propiedad, adquirirá uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Inaugurada el 24 de diciembre de 1911, a más de un año del inicio de la Revolución Mexicana, este inmueble ha sobrevivido junto con la casa norte a los temporales políticos, a la incertidumbre económica para erigirse como un orgullo del emblemático Paseo de Montejo y del patrimonio cultural de los yucatecos.

La casa ha albergado a distinguidos huéspedes, como el príncipe Rainiero III y la actriz Grace Kelly, así como Jacqueline, entonces esposa de John F. Kennedy.

‘Ceden’ casona

En 2014, Maruja Barbachano Herrero, heredera y residente del inmueble, había declarado que no deseaba que el histórico inmueble fuera convertido en oficinas de un banco o en comercio como ha ocurrido con muchas de las cosonas de la zona.

Por lo que en ese entonces indicó que existía un proceso de enajenación para cederla al pueblo yucateco, a fin de que la gente disfrute de su belleza arquitectónica por fuera y por dentro.

Reconoció que los meridanos, y en general los yucatecos, tienen interés por reconocer la belleza del inmueble y adentrarse en sus interiores, de ahí su anhelo de que fueran abiertas sus puertas.

Expresó su disposición a enajenar la casa sur, siempre y cuando, con la condición de que los yucatecos la mantuvieran tal y como hoy se encuentra.

Estructura

Ambas casas, con arquitectura francesa del Porfiriato, son de base cuadrangular con herrería forjada en balcones, ventanas y puerta principal.

La residencia sur tiene una tercera planta cuyas ventanas terminan en frontón semicircular y la del norte, una terraza con balaustrada, decorada con jarrones o pináculos.

Las casonas son obra del arquitecto europeo M. Umbdenstock.

Fuente: Novedades Yucatán

Leave a reply