miércoles, marzo 3

Ponen a Romo entre dos fuegos

0
535

Ponen a Romo entre dos fuegos

Por Adrián Rueda

16 de Febrero de 2021

Tras conocerse las candidaturas de la oposición en Miguel Hidalgo, nadie duda que quien quedó entre dos fuegos fue el alcalde Víctor Hugo Romo, que buscará la reelección bajo las siglas de Morena.

En primer lugar, porque la dupla Mauricio Tabe-Federico Döring le apretará en el territorio con el apoyo del PAN, el PRD y el PRI, pues ninguno de los tres partidos está manco y todos conservan seguidores en los diversos estratos de la demarcación.

Cierto que Romo tiene los recursos materiales y la estructura gubernamental —además del apoyo del gobierno de Claudia Sheinbaum—, pero más de uno duda que esto sea suficiente para que se quede en Miguel Hidalgo por tercera ocasión; la primera vez fue en 2012 por el PRD.

En primer lugar, porque esa alcaldía fue, durante años, bastión priista y más tarde territorio blanquiazul, con un intermedio del sol azteca, hoy de Morena. Tabe va por la alcaldía y Döring por la reelección como diputado local, lo cual debería ser suficiente para preocupar a Romo.

Pero, además de que se les sumarán dos partidos más, lo que encendió de plano las alertas de Morena en Miguel Hidalgo fue la postulación de los candidatos a diputados federales por el Distrito 10, actualmente en manos del moreno Javier Hidalgo, que quiere repetir.

Y ahí, aunque Hidalgo presuma haber derrotado en 2018 a Mariana Gómez del Campo, para nada será lo mismo enfrentar el 6 de junio a su tía, Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón.

No se necesita ser genio parta adivinar por quién van a votar los vecinos de ese distrito fifí y, desde luego, no será por Morena, pues sus habitantes están más que desencantados con la llamada 4T.

Pero si eso no fuera suficiente, hay que recordar que también por ese distrito está inscrito Salomón Chertorivski, exsecretario de Salud en el gobierno de Calderón, influyente personaje que hoy es el candidato de Movimiento Ciudadano a la diputación federal.

Cierto que solamente es un distrito, que concentra una gran parte de la clase pudiente de la capital —y del país—, pero ese par de candidatos podrían generar una ola antimorena que bañaría al resto de la alcaldía y provocaría la caída de Romo.

Porque si bien el alcalde presume de amistad con empresarios poderosos de la zona, éstos tampoco verían ningún riesgo en sus negocios si llega el PAN a la alcaldía, por lo que podrían transitar con Tabe sin problemas.

Además, los vecinos de la zona rica de la demarcación —que son muy participativos e influyentes— están enojados con los morenos por haber permitido que lo que antes llamaban ellos mismos el Cártel Inmobiliario esté haciendo megadesarrollos en el Nuevo Polanco.

Si ya de por sí Romo la tenía difícil para reelegirse, al quedar entre dos fuegos de artillería pesada la tiene muy cuesta arriba, por lo que está en chino mandarín que se pueda quedar otros tres años.

Muchos le recomiendan que, si aún puede, busque mejor una diputación para que no se vaya a quedar sin nada y expuesto después de las elecciones en caso de que Morena pierda su mayoría en la CDMX, lo cual no es descabellado.

Fuente: Excelsior

Leave a reply