domingo, septiembre 27

¿Por qué se llama Sputnik V la vacuna rusa contra el coronavirus?

0
58

Según declaró el presidente de Rusia, Vladimir Putin, su país sería el actual líder en la carrera por conseguir una vacuna contra el coronavirus. Aunque aún no llega a las últimas fases de prueba antes de ser certificada como una vacuna confiable, esta ya ha dado de qué hablar alrededor del mundo, para empezar por su nombre: Sputnik V. ¿Cuál es la historia detrás del nombre de la vacuna rusa?

La pista sobre el nombre de la vacuna rusa la dio Kirill Dmitriyev, quien dirige el Fondo de Inversión Directa de Rusia. El funcionario admitió que el nombre de la vacuna Sputnik V es un homenaje al satélite Sputnik, lanzado por la URSS en octubre de 1957, mientras que la “V” sería por “vacuna”.

Ese nombre no solo es un homenaje al programa espacial ruso que puso en órbita diez artefactos distintos; es también una referencia a la Guerra Fría y la forma en que la URSS se posicionó como líder de la carrera por el espacio durante un largo tramo.

El programa Sputnik
Cuando Moscú puso en órbita el primer satélite artificial de la historia, las tensiones nucleares de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la URSS se trasladaron a la carrera espacial. Por un par de lustros los rusos fueron punteros en la carrera.

Un mes más después del lanzamiento del Sputnik 1, la URSS envió al primer pasajero vivo al espacio, la perra Laika, quien llegó al espacio abordo del Sputnik 2 en noviembre de 1957.

El punto culminante de parte de los rusos ocurrió cuando el cosmonauta Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en llegar al espacio, tras orbitar la Tierra a bordo del Vostok 1 el 19 de abril de 1961. Los rusos perderían el liderato con la llegada de los Estados Unidos a la Luna, en 1969.

La vacuna rusa
El nombre Sputnik V sería un guiño al momento en que los rusos se convirtieron en líderes de una competencia tecnológica; ahora en el 2020, Rusia sugeriría que ellos resultaron punteros en la carrera por una vacuna contra el coronavirus.

Como una forma de demostrar su confianza en la vacuna, Putin admitió que este había sido administrada a una de sus hijas; y ella no habría presentado ninguna reacción adversa. Sin embargo, un gesto así no elimina el hecho de que la vacuna Sputnik V aún no llega a la fase 3 de pruebas, donde se demuestra la eficacia del medicamente a grandes escalas.

Al respecto, el reportero Andrew E. Kramer interpreta el anuncio de la vacuna rusa de la siguiente forma en el New York Times:

“Rusia ya ha usado la carrera por la vacuna como una herramienta de propaganda, incluso ante la ausencia de evidencia científica publicada que compruebe que son los líderes, como se nombran”.

La vacuna Sputnik V no está sola en la carrera por ser reconocida como la primera vacuna certificada contra el Covid-19. Por ejemplo, la farmacéutica Moderna alista un pequeño ejército de 30 mil voluntarios que serán inoculados con su propia vacuna contra el coronavirus, en la fase 3 de pruebas.

Este ejercicio aún no ha ocurrido con la vacuna rusa. De ahí la cautela de la OMS ante el anuncio del gobierno de Putin.

Fuente: Noticieros Televisa

Leave a reply