domingo, mayo 9

Preocupa a columnistas el paso del Tren Maya por zona de jaguares de Calakmul

0
348

Este lunes, el medio británico Financial Times puso bajo análisis los problemas a los que se enfrenta el Tren Maya, proyecto del presidente Andrés López Obrador, en Calakmul en el artículo: “Tren Maya corre el riesgo de descarrilarse en la preciosa biósfera de México”.

Es este lugar donde el Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (Cripx), una ONG local, lanzó una batalla legal para detener en seco el proyecto del Tren Maya.

Cripx y los agricultores locales están preocupados por el impacto ambiental que causaría hacer funcionar los motores diesel en el hábitat de jaguares en peligro de extinción, en un paisaje de tesoros arqueológicos, sobre todo, señalan, luego de que se anunció que el ejército tendría el control de la obra.

Temen enfrentamiento
“Saben que si hubieran adjudicado el tramo aquí a una empresa privada, sería fácil organizar la resistencia”, dijo por su parte Jesús López Zapata, uno de los fundadores de Cripx.

“Pero no cuando es el ejército. “Estamos hablando de un enfrentamiento. No queremos que las cosas lleguen a ese punto, pero si las cosas se complican, no tendremos otra opción”.

AMLO no quita el dedo del renglón
Más de una docena de medidas contra el tren se están abriendo paso en los tribunales, pero López Obrador “no se descarrila fácilmente”. Se ha comprometido a visitar el proyecto cada quince días si es necesario para garantizar que el proyecto emblemático de desarrollo e infraestructura esté terminado antes de que deje el cargo en 2024, y se niega a creer que los desafíos legales podrían frustrar sus planes, señala el artículo.

“Soy un ferroviario de toda la vida y nada me gustaría más que ver renacer los ferrocarriles de pasajeros en México. . . Sin embargo, desde el principio, nunca pensé que el Tren Maya fuera una buena idea ” , dijo recientemente al Colegio de Ingenieros Civiles de Méxi,co Francisco Javier Gorostiza Pérez , ex jefe de trenes y ex funcionario del gobierno, citan.

De acuerdo con el Financial Times, en comparación con otros trenes turísticos, la cifra de pasajeros proyectada sería 12 veces mayor que la del servicio Cusco-Machu Picchu de Perú y superaría con creces a los 250,000 al año que viajan en el Swiss Glacier Express, o las 200,000 personas que viajan en El Chepe a través de los Barrancos del Cobre de México, el único servicio de pasajeros sobreviviente del país, agregó.

Un crimen ecológico
En cuanto al impacto del Tren Maya en algunas de las regiones con mayor biodiversidad del mundo, dijo: “Hacer circular trenes de alta velocidad a través de zonas de la biosfera y la jungla sería un verdadero crimen ecológico”.

La otra mirada
A pesar de las opiniones que ponen bajo la lupa los efectos negativos de la obra, el medio británico también ofrece la otra mirada, la de quienes esperan ansiosos la oportunidad laboral.

Para Isaías Vásquez Sánchez, empleado durante 43 años en los ferrocarriles mexicanos, “el tren devolverá la gloria”. “Espero que me den un trabajo”, dijo, apoyándose en la cerca de alambre de púas del futuro sitio de construcción.

A muchos comerciantes de Escárcega también les gusta la perspectiva. A lo que se oponen es a la ruta.

Los funcionarios de Tren Maya dicen que están en negociaciones con los residentes y que la expropiación de tierras para el tren es el último recurso.

En tanto, Alejandro Varela, jefe de asuntos legales de Fonatur, la agencia estatal a cargo del Tren Maya, dijo que las medidas cautelares no podían impedir que modernizaran las líneas y que pese a multiplicar los desafíos legales al proyecto “estamos seguros de que venceremos”.

Los compraron
Alrededor de Calakmul, señalan, algunos agricultores locales sienten que han sido comprados. Casi todos son beneficiarios del programa de plantación de árboles de López Obrador, Sowing Life, porque paga la atractiva cantidad de 4,500 pesos.

Muchos temen que el tren termine siendo un elefante blanco , concluye el artículo.

Información del Diario de Yucatán

Leave a reply