Preocupa actuación de los peritos y MP del Estado

0
22

El Tribunal Primero de Juicio Oral pide investigar casos a la Fiscalía General del Estado y a la Comisión de Derechos Humanos

El Tribunal Primero de Juicio Oral giró instrucciones al Fiscal General y a la Comisión de Derechos Humanos del Estado para que se investigue la actuación de los peritos y el Ministerio Público por las presuntas irregularidades cometidas y que permitió que un sujeto acusado de homicidio calificado fuera absuelto de los cargos.

La juez Fabiola Rodríguez Zurita, en su calidad del presidente del Tribunal Primero de Juicio Oral, señaló que estas investigaciones son parte de las acciones que la Fiscalía General del Estado debe tomar para que la muerte de la víctima no quede impune.

De acuerdo con las estadísticas del Poder Judicial, esta fue la tercera sentencia absolutoria que se da en este mes en casos relevantes: primero por un millonario robo, el segundo por un fraude y ahora este homicidio.

En este caso, la persona que fue absuelta es Anastasio Ramírez Morales (a) “Tacho”, quien estaba acusado del homicidio a balazos contra José L. R. L., hechos ocurridos en la noche del domingo 29 de marzo de 2018 en el rancho “Arrayanes”, de la comisaría meridana de Tahdzibichén, propiedad del ex coronel del Ejército José R.R.L., dueño de una compañía de seguridad.

Los fiscales indicaron que el acusado actuó sorprendiendo a la ahora víctima y le disparó en tres ocasiones, causándole la muerte por choque hipovolémico secundario a perforación del pulmón izquierdo.

Sin embargo, en el desarrollo del juicio, que inició el 25 de febrero pasado y culminó ayer con la explicación de la sentencia, los peritos de criminalística, medicina y química forense y balística forense de la FGE cayeron en contradicciones y no pudieron sostener sus propios dictámenes.

En la explicación de la sentencia se mencionó que el especialista en criminalística no pudo sostener su teoría del orden en el que se hicieron los disparos a la víctima, de los que según el uno y el tres fueron en un mismo plano y el dos cuando el ahora occiso estaba a una altura más baja que su agresor.

El perito oficial en química forense emitió un dictamen en el que la prueba de rodizonato de sodio fue positiva en la mano izquierda de la víctima -en la que tenía el machete-, así como en la mano derecha del acusado y de su patrón, el coronel José R.R.L., pero no pudo determinar por qué las tres personas tenían nitritos y el Ministerio Público tampoco abundó en esos detalles.

Además, los especialistas de la Fiscalía realizaron una prueba de Walker para determinar la distancia a la que se hizo un disparo de arma de fuego, pero el perito no pudo determinar eso, se limitó a decir que fue un tiro a corta distancia y solo dio un rango que va de 40 centímetros hasta un metro.

Por estas y otras presuntas irregularidades en las que incurrieron los peritos y el Ministerio Público, provocaron que los fiscales no pudieran sostener su acusación y permitió que el acusado fuera absuelto.

Fuente: Novedades de Yucatán

Comments are closed.