domingo, diciembre 8

Prevalece la injusticia en Quintana Roo

0
429

A dos años de que fuera detenido, por asesinar a un joven de 20 años a puñaladas, el ruso Aleksei M., permanece recluido en prisión, en espera de recibir sentencia por el delito de homicidio.
Inicialmente, el ruso fue enviado al Cereso de Chetumal por considerarlo peligroso, pero el año pasado fue regresado al Cereso de Cancún en donde sigue su proceso penal.
Aleksei M., fue detenido en mayo del 2017, cuando una turba enardecida intentó lincharlo, entrando a su domicilio en donde lo atacaron a golpes, con palos y piedras, y al defenderse, apuñaló a un joven, el cual perdió la vida después.

El ruso fue detenido pero ninguno de los que entraron a su domicilio a agredirlo, fue detenido por alguna autoridad o ha sido procesado por ello.

El pasado 19 de mayo del 2017, un numeroso grupo de personas arribó hasta un domicilio ubicado en la Supermanzana 71, después de que a través de redes sociales, se especificó que ahí vivía el “Ruso Nazi”.

Se trataba de Aleksei M., quien ya había sido denunciado también en redes sociales, de atacar verbalmente a la ciudadanía, sin importar sexo o edad de las personas.

Ese trágico día, una gran cantidad de personas llegaron hasta la vivienda ubicada en un segundo piso, y a la fuerza, entraron a la propiedad y comenzaron a agredir al extranjero, con piedras y palos, hasta que consiguieron que este les hiciera frente.

Con cuchillo en mano, Aleksei M., se defendió, y propinó varias puñaladas a un joven identificado como Eduardo “N” de 20 años de edad, quien falleció momentos después.

Esta acción le costó al ruso que la enardecida turba lo golpeara hasta dejarlo bañado en sangre y fue hasta entonces, cuando policías municipales intervinieron.

El ruso fue llevado a un hospital, en calidad de detenido, pero ninguna persona de las que lo agredieron fue detenida en ese momento.

El Ministerio Público del Fuero Común turnó ante un juez de Control al ruso, en donde se ordenó su vinculación a proceso penal por el delito de homicidio.

Por considerarse peligroso, el ruso fue llevado al Cereso de Chetumal, sin embargo, el año pasado fue regresado al Cereso de Cancún, en donde permanece bajo proceso penal.

Han pasado dos años, y hasta ahora el ruso no ha recibido una sentencia, pues aún se siguen llevando a cabo audiencias para el desahogo de pruebas por ambas partes.

Y mientras el ruso espera ser sentenciado, ninguno de los que lo agredieron o incitaron a que se hiciera el intento de linchamiento ha sido señalado de manera formal de algún delito, por parte de la Fiscalía General del Estado.
Fuente: PorEsto

Leave a reply