jueves, julio 2

Primera barrera antisargazo

0
230

Ayer se colocó la primera barrera de contención, que se utilizará en Quintana Roo a lo largo de 27 kilómetros para evitar que los bancos de la macroalga sigan impactando la línea costera. Así lo dio a conocer la empresa Goimar Logística y Servicios S. A de C. V.
De acuerdo a una tarjeta informativa que emitió la empresa, informó que la contención se dará por medio de barreras no contaminantes y resistentes al oleaje, sostenida mediante anclaje no invasivo para el lecho marino, así como la colocación de embarcaciones dinámicas para redireccionar el sargazo recolectado en las áreas de contención.
Se instalarán 27 kilómetros de barreras en tramos individuales de 30.48 metros en la zona de flotación del sargazo antes de su llegada a la línea de playa. La primera fue colocada a la altura de Punta Nizuc.
El dispositivo de contención está compuesto de tres partes. La primera, superficial, integrada por un sistema de flotación y una barrera de lona recubierta de polivinilo con aditivos para resistencia a los rayos ultravioleta, con una altura de 0.61 metros.
La parte central consiste en paneles de poliéster con lastre de cadena galvanizada con una altura de 0.91 metros; a su vez, la inferior está compuesta por un sistema de anclaje de tipo mantarraya para cada uno de los tramos de los sistemas de contención.
Las medidas y los materiales señalados permitirán evitar cualquier afectación al ecosistema marino en la zona ya que no interfieren con las dinámicas del lecho marino ni del desplazamiento de especies en las áreas de contención.
En el comunicado se refiere que a través de un contrato con la empresa Goimar Logística y Servicios S. A de C. V., el gobierno de Quintana Roo se suma a los trabajos de manejo, contención y disposición final del arribo masivo de sargazo a las costas del Caribe mexicano, que coordina la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales apoyada por un Comité Científico.
En esa coordinación, se indicó que junto con el gobierno de Quintana Roo se pretende generar un esfuerzo que sea referente internacional en la lucha contra el sargazo, con tecnología diseñada al 100% por empresas mexicanas.
Para la realización del proyecto, el gobierno del estado de Quintana Roo firmó el pasado 10 de agosto el contrato con Goimar Logística y Servicios S. A. de C. V., la prestación de los servicios de contención y redireccionamiento de algas marinas conocidas como sargazo luego de su arribo masivo a la costa de la entidad.
Así también señala que este proyecto es el primero que coordina un gobierno estatal, pues aunque el sargazo afecta varios países, el gobernador Carlos Joaquín encabeza una suma de esfuerzos en lo que se convertirá en un referente internacional.
El contrato entre el gobierno de Quintana Roo y Goimar Logística y Servicios S. A de C. V., se suman a los trabajos coordinador por la Semarnat y un Comité Científico que integra a varias instituciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre éstas, los Institutos de Ingeniería, Geografía, Ecología y Biotecnología, así como de Ciencias del Mar y Limnología, además del Centro de Ciencias de la Atmósfera y las Facultades de Química, Medicina y Economía.
Estos trabajos permitirán atender la contingencia que actualmente afecta a las costas del estado de Quintana y que podría afectar tanto la economía del estado sostenida por las actividades turísticas de playa, así como al ecosistema de la región, en detrimento futuro del equilibrio natural, social y económico de la entidad.
La instalación del sistema de barreras permitirá evitar la llegada de los cúmulos de sargazo a las playas ya afectadas en los municipios de Chetumal, cabecera de Othón P. Blanco; Cancún, cabecera de Benito Juárez; Playa del Carmen, cabecera de Solidaridad; Puerto Morelos y Tulum.
La empresa presenta también un análisis del impacto negativo del fenómeno basado en investigaciones de la UNAM y de todo el sustento científico que existe respecto a este fenómeno.
En el caso de Quintana Roo, el impacto negativo inmediato de la acumulación de la planta en la zona costera se centra en la actividad turística, así como en la mortandad de peces. La descomposición de la planta genera ácido sulfhídrico, que provoca mal olor y puede afectar la salud humana. Así mismo, la barrera creada por el sargazo afecta la anidación y eclosión de huevos para las tortugas marinas que llegan a la costa de Quintana Roo.
En tanto los esfuerzos continúan, Alfredo Arellano, titular de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente informó que ya se hacen las pruebas con tres bombas de extracción en la línea costera para acelerar los trabajos de contención.

Fuente: Por Esto

Comments are closed.