lunes, febrero 17

Prince Royce encabezará el festival Latido Latino

0
136

A Prince Royce no le agradan las etiquetas, a él simplemente le gusta hacer música, y como tampoco es de los que pone “todas las manzanas en una misma canasta”, ha optado por probar suerte primero con la bachata, que podría decirse que es su sello, pero también ha grabado hip hop y ha entrado con éxito al género urbano.

“Tengo nueve años de carrera y vivo el sueño que siempre tuve, puedo vivir de hacer música, puedo mantener a mi familia”, revela un risueño joven encopetado de 29 años que nació y creció en el Bronx en Nueva York, dentro de una familia de origen dominicano, con un padre taxista y una madre estilista, siendo el segundo de cuatro hermanos.

Dicharachero y alegre, Geoffrey Royce Rojas no tiene empacho en compartir la que él considera la clave de su éxito “a mí me encanta la música, confío en mi mismo, sé que puedo cantar un tema en cualquier género”.

Al intérprete de Darte un beso, los números no lo desdicen, su colaboración con Ha*Ash en el tema 100 años tiene más de 87 millones de reproducciones en YouTube; su sencillo Sensualidad grabado en colaboración con J Balvin y Bad Bunny supera los 630 millones de vistas y su más reciente éxito El clavo, interpretado con Maluma suma 150 millones de reproducciones.

A pesar de esas metas alcanzadas a través de las redes sociales, Prince Royce tiene muy claro que “hoy en día cometemos el error de valorar a la gente por los followers que tienen en las redes sociales y nos olvidamos del talento”.

Por eso dice que él está muy agradecido con la gente que sigue su carrera. “A mí me gusta experimentar, mi competencia soy yo mismo, soy mi máximo crítico, para mí está bien siempre variar y dejar algo diferente a la gente, he grabado hasta regional mexicano a La incondicional le metimos mariachi”.

El músico, que recibió reconocimientos por las altas ventas de su sencillo El clavo y de su disco Five, considera que el género urbano no es negativo y que si ha tenido éxito es porque la gente lo está consumiendo.

En su caso, trata de reflejar la vida real en las letras de sus canciones, por ejemplo El clavo es una historia que viven muchas mujeres y niñas que están en una relación que no las hace feliz, pero se quedan ahí por sus hijos o por cuestiones económicas.

Para Prince Royce el caso que vive Demi Lovato, que tuvo que ser hospitalizada por una sobredosis de droga, es una tristeza.

“Esta industria es dañina, es fácil caer en depresión, hay mucha presión, hay gente que puede, que son fuertes y valientes, hay otros que no. Yo vivo estresado a cada rato y eso es algo que la gente no sabe”.

El músico también explicó que la exposición de los famosos en las redes sociales se torna en una situación muy vulnerable. “La gente escribe algo por internet y no sabe el dolor que puede causar en una persona”.

Dice que en su caso nunca fue el tipo de persona a la que le encanta la fiesta, “me gusta estar en mi casa, celebrar ahí. Algo que me mantiene con los pies en la tierra es que yo sé lo que es tener dinero, pero también sé lo que significa ser pobre, yo le doy el valor a la familia… ellos dependen de mi”, señaló el intérprete.

Fuente: El Sol de México

Comments are closed.