lunes, abril 6

Prisión preventiva a ladrón violador

0
159

Irrumpió en un predio del Centro, se robó varios artículos y amagó a la propietaria, abusando de ella, a pesar de que está consciente que padece de una enfermedad contagiosa e incurable

Lázaro de Jesús Padilla Hernández, acusado de los delitos de robo calificado y violación (3) con peligro de contagio, al ser diagnosticado con una enfermedad contagiosa e incurable, pasará su proceso penal detrás de las rejas, luego de ser declarado formalmente preso por esos graves cargos.

La Juez Segundo de Control del Centro de Justicia Oral de Mérida, Licenciada Ileana Georgina Domínguez Zapata, al resolver sobre la situación jurídica del imputado encontró elementos necesarios y suficientes para vincularlo a proceso penal, por denuncia de N. C. J. L.

El presunto ladrón y violador, al ser vinculado a proceso penal se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el procedimiento y se concedió al Ministerio Público un plazo de 4 meses para el cierre de las investigaciones complementarias.

Como dimos a conocer en forma oportuna, el pasado 22 de agosto del año en curso, aproximadamente a las 4 de la madrugada Lázaro de Jesús se introdujo a un predio ubicado en el Centro de la ciudad, donde se apoderó de diversos bienes muebles, como lo son perfumes, alhajas y una maleta.

El delincuente había amagado a la denunciante y la ató de las muñecas, pero en un momento dado se excitó con la víctima y la violó en repetidas veces y por ambas vías, para luego amenazarla con matarla si lo denunciaba.

El presunto violador, según la indagatoria, está consciente de padecer una enfermedad contagiosa e incurable, por lo que actuó en forma dolosa, poniendo a la víctima en peligro de contagio.

Tras solicitar la mujer el auxilio de la policía, Padilla Hernández fue detenido y puesto a disposición de las autoridades competentes, donde se le formularon imputaciones y al resolverse sobre su situación jurídica fue vinculado a proceso penal y encerrado en el reclusorio.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.