domingo, octubre 25

Producción de anticuerpos tras aplicación de vacunas chinas contra COVID-19 dura más de seis meses: experto

0
165

 

Zeng Guang, científico jefe del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, destacó que los niveles detectados en los pacientes son altos. Te damos los detalles.

La cantidad de anticuerpos contra el COVID-19 en pacientes de estudios clínicos que recibieron vacunas experimentales en China seguía siendo alta seis meses después de las primeras vacunas, dijo un importante científico chino, lo que proyecta confianza en que el país estará entre los primeros en producir una inoculación efectiva contra el coronavirus.

Los altos niveles detectados en voluntarios que participaron en los primeros ensayos clínicos sugieren que las vacunas son efectivas y pueden proporcionar inmunidad contra el virus durante un período prolongado, aunque los resultados de las pruebas de fase final aún deben evaluarse, explicó Zeng Guang, científico jefe del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, en una rueda de prensa realizada este viernes en Beijing.

CanSino Biologics, con sede en Tianjin, que está desarrollando una vacuna contra el coronavirus conjuntamente con el Ejército chino, fue la primera farmacéutica del mundo en administrar una vacuna experimental a personas sanas en marzo, aunque Zeng no especificó a qué candidata se refería.

Ahora, al menos 10 vacunas experimentales chinas se encuentran en ensayos en humanos; cuatro de ellas están en las etapas finales de las pruebas de Fase 3 que se realizan alrededor del mundo.

La confianza del país en que puede lanzar una vacuna eficaz y segura ha aumentado en los últimos meses. El presidente Xi Jinping prometió en mayo que las vacunas desarrolladas en China serían un “bien público” mundial compartido por todos.

El suministro de vacunas a otros países podría ayudar a reparar la imagen de China en todo el mundo, empañada por sus errores iniciales en el manejo del brote original del virus en Wuhan.

Los desarrolladores de vacunas chinas ahora van a la par con farmacéuticas occidentales como AstraZeneca y Pfizer en la carrera por lanzar una vacuna viable contra el nuevo coronavirus.

Debido al resurgimiento de brotes en Asia y Europa y la preparación de los Gobiernos ante una nueva ola en el invierno del hemisferio norte, está aumentando la presión para que los esfuerzos de inmunización den resultados, ya que es clave contar con una vacuna para que los países reabran sus economías de manera segura.

Si bien las pruebas aún están en curso, los desarrolladores de vacunas han ampliado rápidamente su capacidad de producción para prepararse para satisfacer la abrumadora demanda.

Se espera que la producción anual china de vacunas contra el coronavirus alcance los 610 millones de dosis para fines de este año y que aumente a mil millones de dosis para fines de 2021, destacó en la rueda de prensa Zheng Zhongwei, funcionario de la Comisión Nacional de Salud del país.

China ha prometido proporcionar vacunas para al menos 62 países, firmando acuerdos formales con aliados como Indonesia y Pakistán. En tanto, parece estar bloqueando los esfuerzos de cooperación con países con los que mantiene relaciones tensas, como Canadá.

Sinovac Biotech, líder chino en la carrera por una vacuna, señaló que entregará a los países donde se están realizando sus ensayos de fase final (Brasil, Indonesia y Turquía, entre otros) dosis de vacunas al mismo tiempo que a la población china.

Fuente: El Financiero

Leave a reply