domingo, diciembre 8

Profeco “afila” sus colmillos para ir contra productos engañosos

0
318

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) siempre ha tenido la capacidad de exponer y, en su caso, sancionar a marcas y productos que no cumplen con lo prometido en su publicidad o empaque; sin embargo, ha sido a partir de la presente administración cuando este organismo a afilado sus colmillos y se ha dado a la tarea de señalar irregularidades en distintos productos como atún, aguas alcalinas y hasta gasolina.

A lo largo de 43 años que tiene la institución y 40 del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, habían pasado desapercibidos los estudios que realizan y que son pieza clave para revisar a fondo todos los productos. Hoy su labor está poniendo nerviosas a las compañías y marcas que no cumplen con lo prometido a los consumidores.

“Lo importante es que nos empoderemos como consumidores, saber cómo, con la información y con estas herramientas que estamos dando a conocer, se puede lograr que funcione mejor el mercado en todo el país”, indicó el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, en entrevista con MILENIO.

Luego de los análisis realizados en los primeros meses de este año a las leches, aguas alcalinas, atún, queso cotija y cereales, el titular de la Profeco adelantó que el análisis que realizará el laboratorio del organismo para el mes de junio será a la miel, producto que ha acumulado múltiples quejas de los consumidores, luego de que muchas marcas que se ostentan como miel de abeja resultan ser jarabe de maíz mezclado.

“Viene el de miel de colmena, donde tenemos muchas quejas de consumidores de que parecen miel o se venden como miel, pero es jarabe de maíz o contiene un alto porcentaje de jarabe de maíz”, afirmó Sheffield.

Detalló que se verificará la forma en que se etiquetan estos productos, “porque pueden vender miel de abeja revuelta con jarabe de maíz o puro jarabe de maíz, pero que el consumidor no se confunda, que sea claro lo que están comprando, es como lo que pasa con la soya y el atún”.

Ganancias con engaños

Sobre este último producto, Sheffield afirmó que las empresas cuyas marcas tienen mayor contenido de soya que de atún ya fueron notificadas de las multas que podrán enfrentar en caso de no modificar su etiquetado, además, adelantó que será en agosto de este año cuando se modifique la norma para este alimento.

“Ya inició el proceso y debe concluir en agosto con la publicación de la nueva norma para el atún, que va a empezar a contemplar límites y usos para la soya, porque ahorita lo estaban usando como sustituto del atún y no como texturizante”, explicó.

El procurador señaló que una lata de 100 gramos de lomo de atún, sin desmenuzar, tiene un precio promedio de 36 pesos, mientras que una con alto contenido de soya —hasta 62 por ciento se identificó en algunas marcas— puede bajar hasta 9 pesos.

“Antes de que hiciéramos este operativo la lata de 36 o 38 pesos estaba en ese rango, pero la que ahorita están dando en 9 pesos, porque tiene muchísima soya, la tenían entre 12 y 18 pesos; quiere decir que le ganaban un dineral al producto más corriente”, condenó el funcionario.

Bodega Aurrerá fue uno de los lugares donde bajaron los precios de la latas de atún con alto contenido de soya.

A la defensa

El trabajo de la Profeco en el análisis que realizó a las aguas alcalinas ha sido refutado a través de redes sociales por algunas marcas, sin que hasta el momento hayan demostrado cumplir con lo que prometen en su publicidad y etiquetado, algo por lo que pueden enfrentar multas de hasta 400 mil pesos.

“La marca Zoé alega que su agua produce equilibrio, estamos esperando que vengan y nos expliquen cómo su agua produce equilibrio en el cuerpo; se defendió en redes sociales y sigue sin explicar la palabra, el adjetivo equilibrio, el beneficio que produce adicional a cualquier agua, qué produce Zoé que no hace otra”, resaltó.

Detalló que ya se les notificó a todos los envasadores que tienen que comprobar sus alegatos, “no se trata que se defiendan en las redes, se trata de que vengan con Profeco a presentar sus argumentos. Si en tiempo y forma no contestan y demuestran lo que alegan se procede a retirar el producto del mercado”.

Análisis sobre las leches

Tras la revisión de la Profeco a productos en cuyo empaque se ostentan como leche, sin que cumplan con las características para ello, Sheffield dijo que el informe completo saldrá en la Revista del Consumidor de mayo. “Tuvimos que repetir algunas pruebas y se volvieron a obtener muestras en el mercado”.

Se han analizado 22 bebidas vegetales denominadas alimentos líquidos de coco, arroz, soya, almendra, avena y coco con almendra; algunas de las presentaciones analizadas son: Silk alimento líquido de coco, Kahlua Coconut Milk, Lala Soy Vita coco, Silk Almond sabor almendra y Ades soya.

Fuente: Milenio

Leave a reply