jueves, marzo 4

Progreseños piden que autoridades refuercen medidas sanitarias a visitantes

0
219

Pobladores de Progreso acatan el uso obligatorio de cubrebocas en espacios públicos y exigen a las autoridades vigilar que los visitantes cumplan la disposición, con el objetivo de reducir los riesgos de contagio del coronavirus.

Señalan que esta medida preventiva es buena porque ayuda a mantener bajo control las infecciones por Covid-19, pero piden a las autoridades ser más enérgicos con los turistas, ya que pueden ser canales para la propagación de la enfermedad, pues si bien su presencia es esencial para la economía del puerto, las personas que trabajan en los negocios se ven expuestos a contagiarse y con ello a las familias.

Luego del anuncio del uso obligatorio del cubrebocas en espacios públicos, como parte de las medidas sanitarias durante la fase 3 de la pandemia (el mes de abril del año pasado), poco a poco los progreseños han acatado la disposición, por lo que su uso se ha generalizado.

Las calles del centro del puerto, principalmente en la zona comercial, cerca del mercado municipal y el área de los portales, durante las mañanas son las más concurridas por las personas y se ha podido registrar el aumento del uso del cubrebocas, pero después del mediodía, en las áreas turísticas se observa cada vez a más visitantes transitar sin la mascarillas, como también se les conoce.

Asimismo, supermercados, tiendas de abarrotes y negocios en general han acatado las medidas sanitarias preventivas emitidas por las autoridades, por lo que han limitado el número de personas para favorecer la sana distancia y se ha hecho obligatorio el uso de gel antibacterial y del cubrebocas, no sólo para clientes sino también para los trabajadores.

Y en el transporte público
Usuarios del transporte público de Progreso solicitan a las autoridades vigilar el cumplimiento de las disposiciones sanitarias para prevenir el coronavirus, al señalar que camionetas, camiones y taxis que circulan en el puerto, así como los que conectan al municipio con Mérida, han relajado las medidas.

Los quejosos afirman que en los colectivos urbanos de Progreso y sus demarcaciones no se respeta la sana distancia e incluso transitan con sobrecupo.

Asimismo, varios operadores no usan el cubrebocas y quienes lo portan no lo hacen adecuadamente.

Cuando se dieron a conocer las medidas sanitarias, el Ayuntamiento dijo que los inspectores supervisarán su cumplimiento por parte de los operadores del servicio de transporte público, sin embargo no se ha cumplido.

Fuente: Novedades

Leave a reply