jueves, agosto 13

Prohíben comer palomitas en cines de la Ciudad de México

0
51

Cuando los cines en la Ciudad de México puedan abrir, no podrán poner a la venta alimentos porque estará prohibido comer dentro de la sala.

Esto de acuerdo con un protocolo publicado por el Gobierno Capitalino, de 24 páginas, en donde se determinan las reglas que los exhibidores y el público deben observar para evitar contagios por el Covid-19.

“Se suspende la venta a granel de dulces y alimentos que estén expuestos, así como el uso de dispensadores de salsas y demás artículos que sean de uso común”, establece el texto.

“El consumo de alimentos dentro de la sala de cine y durante la proyección está prohibido”, abunda.

Los complejos exhibidores capitalinos, se encuentran cerrados desde marzo pasado y podrían abrir hasta que el gobierno local determine semáforo amarillo, cosa que no tiene fecha definida.

En la Ciudad de México se cuentan con 117 complejos exhibidores, cada uno dando empleo a un promedio de 100 personas, los cuales dan vida a 997 pantallas, casi la séptima parte del total que hay en la República Mexicana.

En las medidas sanitarias publicadas se establece que el público, al que se le le recomienda guardar silencio, debe portar siempre cubrebocas.

Se permitiría un máximo de dos personas sentadas juntas, teniendo alrededor una separación con los demás asistentes.

La toma de temperatura, el uso de tapetes sanitizantes y la limpieza periódica del lugar son parte de las medidas.

El documento señala que las empresas deben mantener vigilancia sobre el personal mayor de 60 años o presenten alguna cormobilidad como diabetes, hipertensión, sobrepeso, VIH y EPOC.

Fernando de Fuentes, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica, no entiende las razones por las que el gobierno capitalino tomó las medidas de no alimentos en cine, pero si permite la apertura de restaurantes.

La Canacine, por sus siglas, aglutina a exhibidores, distribuidores, productores y prestadores de servicios fílmicos afincados en México.

“Buscamos que no se nos ponga en una repisa aparte, cuando hay actividades que son similares; en el cine no hay movilidad, interacción con personas, la gente en su mayoría está en silencio a diferencia de un restaurante”, subraya.

Indica que se ha comenzado a hablar de despedir a los empleados de las dulcerías, ante el aviso gubernamental.

“Abrir sin dulcería es inviable, los cines pueden ofrecer un precio adecuado del boleto porque existe la dulcería y eso compensa para hacerlo el entretenimiento favorito fuera de casa, de los que hay”, indica.

Destaca que por semanas las cadenas se han encargado de ejecutar protocolos de su seguridad en cines que superan lo solicitado, como el aire acondicionado.

“En todos lados hay aire, en oficinas, en bancos, en centros comerciales donde lo único que no está abierto son precisamente los cines”, expresa.

Fuente: El Universal

Leave a reply