lunes, septiembre 23

Prometedora cifra de eclosiones de tortuga

0
187

El arribo y nacimiento de ejemplares de tortuga marina ha crecido de manera importante en los últimos cinco años en Yucatán, reveló la organización ambiental Pronatura Península de Yucatán.

En rueda de prensa en la que participaron autoridades federales, estatales y asociaciones civiles, Ricardo Ponce Gutiérrez, presidente del Consejo de Pronatura Península Yucatán, explicó que los especialistas que trabajan en alguno de los cuatro campamentos tortugueros que opera en Celestún, El Cuyo, Holbox y Las Coloradas (en cooperación con Conanp), han contabilizado un importante arribo de ejemplares a anidar, lo cual ha redundado en el nacimiento de varios cientos de miles de crías, principalmente de tortuga blanca y carey, especies que llegan con mayor frecuencia.

“En cinco años han registrado un incremento en la llegada de ejemplares. Tenemos reportes de 31 mil 218 nidadas de tortuga blanca, así como 10 mil 123 de tortuga de carey. Hay que tener en cuenta que por nidada, una tortuga deposita hasta 150 huevos”, precisó.

Con base en dichas cifras, Pronatura estima que habrían eclosionado 2 millones 547 mil 952 crías de tortuga blanca, mientras que de carey, serían 922 mil 832 crías.

Sin embargo, también se precisó que solo una de cada mil llegan a una edad adulta, debido a que estos ejemplares tienen depredadores y otros factores que influyen en su ciclo de vida.

María Andrade Hernández, directora de Pronatura Península de Yucatán, reiteró que el tema de la basura, la erosión costera y en menor escala, la pesca incidental, son factores que ponen en riesgo a las tortugas marinas.

“Los tres problemas que enfrentamos son la pérdida de hábitat por turismo mal planificado, basura en la playa y deforestación. En el mar, lo que está pasando es la contaminación y en algunas zonas, la pesca incidental”, externó.

“Existe el problema de la basura que se tira mar adentro que recala y otro, de la basura que tira la población. En la zona de Río Lagartos hacia el Cuyo, los turistas tiran su basura y abren caminos, también lo hacen las personas que viven ahí. En temas de erosión, este se encuentra en Celestún”, externó.

Refirió que para mitigar esta problemática, Pronatura gestiona recursos para efectuar una serie de acciones para detectar la presencia de basura y evitar que esta causa afectaciones a la vida marina.

Sobre el incremento en la presencia de quelonios en Yucatán, refirió que es parte del esfuerzo emprendido desde hace 29 años para dar impulso a la preservación de esta especie protegida.

“Las tortugas que logramos proteger en los noventa, apenas están desovando por primera vez. Lo que vemos es que ese incremento es el esfuerzo de las organizaciones. Son proyectos que se deben mantener en el largo plazo”, apuntó.

Cabe recordar que con el inicio de la temporada de anidación de tortugas marinas, diversas instancias gubernamentales y organizaciones civiles iniciaron un operativo conjunto de vigilancia y atención durante la época que estos ejemplares arriban a Yucatán.

En la entidad existen ocho campamentos tortugueros ubicados en 277 kilómetros de costa, los cuales trabajan en un monitoreo nocturno y diurno para detectar la presencia de tortugas y sus nidos.

Los voluntarios y guardaparques registran el número de tortugas que salen y depositan sus huevos para llevar un registro, sin causarles ninguna afectación.

Se sabe que en México existen 7 especies de tortuga marina, de las que cuatro llegan a Yucatán: la de carey, blanca, caguama y laúd.

Fuente: Punto Medio

Leave a reply