Punto y coma

0
30

Cancionero

FÉLIX CORTÉS CAMARILLO

17 de Septiembre de 2018

Tengo el orgullo familiar de que mis tres hermanas son, en diferentes áreas, maestras de toda su vida. Siguieron su vocación y realizaron su esperanza. Cada una tiene su actitud personal, que respeto, ante la Reforma Educativa de Peña, que será, indudablemente, la primera víctima de la jauría demagógica en el poder.
No quedará ni una coma de la Reforma Educativa, dice la consigna; es evidente que se cumplirá a la voz de ya, toda vez que si algo ha demostrado la burocracia entrante es la ciega obediencia y la firme disciplina a la voz del caudillo. En realidad no es mucho lo que tienen que derogar, pero sí es lo más importante. Aquí se escribió oportunamente que los autores de la Reforma Educativa peñista tenían como único objetivo socavar el omnímodo poder de Elba Esther Gordilloen el sindicato de maestros, instrumento utilizado convenientemente por sexenios por el Ejecutivo. La reforma no abordó cuestiones pedagógicas, propedéuticas e ideológicas en la formación de los escolapios. La única medida para lograrlo, además de la finalmente fallida persecución personal de la líder, fue la de eliminar la concesión de plazas de profesor a cambio de lealtades; se instauró así la evaluación de las capacidades de los maestros como una tibia condición para que obtuviesen la plaza o mantuvieran la que ya tenían. Ése es el objetivo de los legisladores de Morena ahora: Fuera con la evaluación, viva la pepa, como dicen los españoles. Lo demás es lo de menos.

Naturalmente, ese trastorno tiene un objetivo electoral con miras a la reelección de Andrés Manuel cuando se presente. Los agradecidos maestros incompetentes habrán contraído una deuda con el régimen de la cuarta república. Los maestros volverán a ser conscriptos para cualquier elección que se ofrezca. Es volver a los inicios, un PRI renacido, en una edición corregida y aumentada. Sin oposición visible, sin equilibrios del poder totalitario, sin alternativas a las imposiciones. Ni los creadores de la coja Reforma Educativa ni los que ahora van a borrarla del escenario tuvieron o tienen el menor interés en la preparación, en la educación de nuestros hijos y nietos. Ésta es una maniobra simple de sustituciones políticas: Quítate tú para ponerme yo.

Todo es política. Lo único que persiste es la necesidad de revisar el esquema educativo de nuestro país; una verdadera reforma educativa que modernice los anquilosados y tantas veces modificados procedimientos pedagógicos que están formando a nuestros chamacos. Yo desearía que cuando se les acabe la cuerda a los demagogos que andan estrenando poder tengan la mínima inquietud de ocuparse de esta importantísima tarea.

Tal vez lo que sea necesario e indispensable es que el Mesías sexenal se los ordene.

PILÓN.- Alguien estuvo moviendo el rumor de que, como los terremotos de septiembre, la crisis económica de 2008 tendría una reedición el fin de semana pasado. Ya se nos había olvidado, pero el 15 de septiembre de 2008, la firma financiera Lehman Brothers de Nueva York se declaró en bancarrota, provocando un colapso económico global que, extrañamente, tuvo menor resonancia en México. No era poca cosa: Lehman Brothers, sobre la sexta avenida de Nueva York, manejaba 600 mil millones de dólares, al menos en el papel. Pero también en la realidad. La banca tradicional, mucho más reglamentada, tuvo que meter sus dólares para adquirir la firma de inversión y poner a la vista los riesgos que demostraron su letal capacidad. Pero las consecuencias en la caída de la bolsa y la tasa de desempleo de la gran potencia mundial todavía se manifiestan. Las crisis económicas son cíclicas y pueden presentarse, como los temblores, en cualquier momento. No es necesario ser catastrofistas, pero la prevención y la cautela financiera debieran ser tomadas en cuenta por las autoridades a punto de tomar las oficinas.

Comments are closed.