sábado, agosto 8

¿Qué pasará cuando mueras? Estos son algunos consejos para prepararte (y a tus seres queridos)

0
241

 

La pandemia de coronavirus ha puesto a la población a pensar sobre los planes de qué ocurrirá con ellos, sus bienes y sus hijos cuando fallezcan. Aquí algunos tips al respecto.

La pandemia de coronavirus tiene a más personas ponderando sus planes al morir y para quienes no lo han hecho, es un buen momento para hacerlo.

Las personas normalmente titubean para dar los pasos que sugieren los expertos, crean una directiva anticipada, escribir un testamento y más, pero el COVID-19 ha elevado la conciencia y la preocupación en ese frente.

Varios abogados de patrimonio, proveedores de servicios legales en internet y aseguradoras dicen que han registrado un aumento en el interés desde el estallido de la nueva cepa de coronavirus

Jenni Neahring, especialista renal y médico de cuidados paliativos en el Hospital St. Charles en Bend, Oregon, trabaja diariamente con pacientes con enfermedades crónicas y graves. Neahring indica que es mejor tomar esas decisiones antes de una emergencia para evitar el estrés y la urgencia adicionales para los seres queridos si algo sucede.

Si un enfermo está inconsciente, los profesionales de salud deben pasar tiempo crítico localizando a familiares o amigos para determinar los siguientes pasos.

Las cosas se han vuelto más difíciles con el COVID-19, añadió Neahring, porque a nadie se le permite acceso a los hospitales con esos pacientes y aquellos conectados a respiradores artificiales no pueden hablar.

“Esto ha dejado bien claro lo necesarias que son esas conversaciones y lo mucho peor que es tenerlas al final”, aseveró.

A continuación, algunas cosas que se pueden hacer para ayudar a los seres queridos más adelante:

Personas a cargo
Comienza con designar una persona responsable: ¿Quién tomará decisiones médicas por ti si no puedes hablar? Esa persona es conocida como el apoderado de salud. Debe ser nombrada en un documento legal.

Luego elige a alguien que se encargue de tus asuntos financieros, como pagar la hipoteca u otras cuentas, si estás incapacitado. No tiene que ser la misma persona que el apoderado de salud.

Escoge a alguien a quien conozcas bien y en quien confíes para esos papeles. También elige un posible reemplazo.

Documento vital
Una vez que designes a los representantes de cuidados médicos y asuntos financieros, escribe un documento vital que detalle exactamente cuáles cuidados quieres y cuáles no.

Cada estado de Estados Unidos, por ejemplo, tiene sus propios formularios para documentos vitales, que pueden ser encontrados en el portal de Medicare, que es el programa gubernamental estadounidense de asistencia médica para los ancianos.

Si tienes problemas para comenzar, hay recursos en internet en inglés, como The Conversation Project, Prepare for your Care o el portal de la AARP.

Escribe un testamento para dejarle saber a la gente qué hacer con tus bienes una vez que fallezcas y a quién deja a cargo de sus hijos.

Sin un testamento, no será tu decisión quién cuide de tus hijos y tu patrimonio pudiera ir a parar a un proceso testamentario, con más costos económicos y emocionales para tus seres queridos.

“La moraleja es que aunque se trate de una necesidad actual, es siempre una necesidad”, afirmó Chas Rampenthal, asesor legal en LegalZoom.

Muchas personas consideran los planes al morir como algo para los ricos, pero no es así, dice Rampenthal.

“No se trata de cuánto posees, sino de dejar saber tus deseos”, comentó.

Y aunque el seguro de vida no es considerado siempre parte del plan al morir, puede ser un paso importante para proteger financieramente a tu familia.

Pide ayuda
Ahora no es el mejor momento para reunirse en persona con alguien, pero el abogado de patrimonios Matthew d’Emilio señala que la mayoría de los abogados pueden organizar consultas por teléfono, video u otros medios durante la pandemia.

Muchos estados tienen alternativas para atestiguar y firmar documentos en medio de las reglas de distanciamiento social.

Si la idea o el costo de consultar a un abogado es demasiado abrumadora, existen muchas opciones en internet para conseguir documentos legales, algunas de las cuales proveen consultas directas.

Comparte tus deseos
Diles a familiares y amigos lo que quieres, quién está a cargo y qué documentos tienes. Provee una copia de la documentación clave a tus seres queridos. Comparte tus deseos por adelantado con tu médico de cabecera.

Neahring sugiere mantener en tu cartera o bolso el nombre y teléfono de tu apoderado de salud.

Y aunque la mayoría de los detalles serán explicados en los documentos legales, algunos expertos sugieren escribir una carta breve reiterando las preferencias.

Fuente: El Financiero.

Leave a reply