viernes, abril 16

¿Quiénes serán prioridad para primeras vacunas contra COVID? Esto recomiendan

0
187

 

Estados Unidos, el país más afectado por el COVID-19, emitió las siguientes recomendaciones para la administración de las próximas vacunas.

Los trabajadores de salud y residentes en hogares de ancianos deberían tener prioridad una vez que estén disponibles las primeras vacunas contra el coronavirus, dijo este martes un influyente panel asesor del Gobierno federal de Estados Unidos.

El panel votó 13-1 en favor de recomendar que esos grupos reciban prioridad en los primeros días de cualquier programa de vacunación, cuando se espera que las dosis sean muy limitadas. Los dos grupos abarcan a unos 24 millones de personas de los 330 millones de habitantes de Estados Unidos.

Más adelante este mes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) considerará la autorización del uso de emergencia de dos vacunas producidas por Pfizer y Moderna. Los estimados actuales proyectan que no más de 20 millones de cada una de las vacunas estarán disponibles para el final del 2020. Y cada una requiere dos dosis. Como resultado, las vacunaciones estarán racionadas en las etapas iniciales.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización se reunirá de nuevo en algún momento para decidir quién sigue. Entre las posibilidades: maestros, policías, bomberos y otros en sectores esenciales como la producción de alimentos y el trasporte, los ancianos y las personas con problemas médicos subyacentes.

Mientras se celebraba la reunión virtual, un miembro del panel, la doctora Beth Bell de la Universidad de Washington, señaló que en promedio una persona fallece a causa del COVID-19 cada minuto en Estados Unidos ahora mismo, “así que supongo que no estamos actuando demasiado pronto”.

Los expertos señalan que la vacuna probablemente no estará disponible de manera generalizada en Estados Unidos hasta la primavera.

El panel conformado por 15 expertos científicos y que fue creado en 1964 emite recomendaciones para el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), el cual casi siempre las aprueba.

Las recomendaciones no son vinculantes, pero durante décadas han sido ampliamente atendidas por los médicos y han determinado la magnitud y financiamiento de los programas de vacunación de Estados Unidos.

A las autoridades estatales les corresponderá hacer cumplir las recomendaciones. También deberán tomar decisiones más detalladas en caso de ser necesario, como por ejemplo si colocarán doctores y personal de enfermería de emergencias antes que a los demás trabajadores de salud si hay pocas dosis de las vacunas.

El brote ha provocado la muerte de cerca de 270 mil personas en Estados Unidos y causado más de 13.5 millones de infecciones en la nación. En las últimas semanas, los decesos, hospitalizaciones y casos han aumentado significativamente.

Alrededor de 2 millones de personas viven en casas para ancianos y en otros centros de atención a largo plazo en Estados Unidos. Esos pacientes y los miembros del personal que los cuidan han representado 6 por ciento de los casos de coronavirus de la nación y 39 por ciento de los decesos, de acuerdo con funcionarios de los CDC.

El número de trabajadores de salud cubiertos por la recomendación del panel sería de aproximadamente 21 millones.

Es una amplia categoría que incluye al personal médico que cuida o estuvo en contacto con pacientes en los hospitales, casas para ancianos, clínicas o consultorios médicos. También abarca a los trabajadores de asistencia médica a domicilio y a los paramédicos. Dependiendo de cómo los funcionarios estatales apliquen la recomendaciones del panel, podría incluir al personal de limpieza, empleados de servicios de alimentación y personal de registros médicos.

Fuente: El Financiero

Leave a reply