domingo, octubre 20

¿Quieres un smartphone con red 5G? Tal vez valga la pena esperar

0
174

Expertos recomiendan no comprar aparatos 5G de primera generación, sino esperar a la segunda. Te explicamos porqué.

¿No tienes un iPhone 5G? No te preocupe. Probablemente sea mejor.

Para la mayoría de la gente será preferible seguir con un teléfono de usos múltiples que no es compatible con las veloces redes 5G, que recién ahora empiezan a funcionar.

No solo la primera generación de teléfonos 5G será más cara, sino que sus antenas y sus módems generalmente funcionan con las redes 5G particulares de un operador específico. Eso puede limitar sus opciones si quiere velocidades más rápidas cuando hace roaming en otro país o usa la red de otra empresa. O si quiere cambiar de compañía telefónica.

Analistas afirman que la segunda generación del año que viene resolverá todos esos temas. La firma investigadora IDC dijo que el 2019 “será un año de presentación en el mejor de los casos”, en el que no habrá tanta demanda.

El mercado
Samsung, Motorola, LG y OnePlus ya fabrican teléfonos 5G que usan el sistema Android de Google. Huawei anunció el lanzamiento de otro el jueves, que no tendrá las populares aplicaciones de Google porque Estados Unidos prohíbe la exportación de tecnología a la firma china.

Si bien los teléfonos 5G están dirigidos a un sector específico del mercado, IHS Markit dijo que los fabricantes no dan abasto para satisfacer la demanda, especialmente en Corea del Sur.

Samsung dijo que vendió 2 millones de teléfonos 5G en todo el mundo desde abril y que espera duplicar esa cifra para fin de año. Motorola indicó que hay “mucho entusiasmo” entre sus clientes.

Motorla acotó que la primera generación de un producto generalmente atrae a gente que quiere ser el primero en todo.

Los iPhones que salen al mercado este viernes no podrán usar las redes 5G. Apple generalmente espera a que una tecnología madure un poco antes de adoptarla.

El precio de un 5G
Esta tecnología rápida puede añadirle algunos cientos de dólares al precio de su teléfono. El Galaxy S10 de Samsung, por ejemplo, cuesta 900 dólares; el modelo 5G costará mil 300 dólares, aunque según la empresa tiene una pantalla más grande y una cámara mejor. El 5G de Motorola le agrega 350 dólares el precio básico de su Moto Z.

“Este es un territorio reservado para un consumidor especial, la gente dispuesta a sacrificar un poco de dinero con tal de ser el primero”, dijo Wayne Lam, analista de IHS Markit. “La gente inteligente piensa más a largo plazo”.

Se espera que la diferencia de precios se acorte y eventualmente desaparezca a medida que se populariza la red 5G, según Geoff Blaber, de CCS Insight.

Las limitaciones de la red
Por ahora, la cobertura 5G es limitada incluso en Estados Unidos, donde pocas ciudades la tienen. A veces funciona solo en ciertos barrios, señalan expertos. Los teléfonos de tecnología 5G pueden conectarse a las redes 4G LTE, pero “¿está uno dispuesto a gastar más dinero por algo que tal vez no funcione plenamente hasta el 2021?”, preguntó el analista de IHS Markit Josh Builta.

5G es en realidad un conjunto de tecnologías inalámbricas que usan distintas partes de las ondas radiales. Cada empresa pone énfasis en un aspecto distinto de la 5G y vende teléfonos diseñados específicamente para su red.

Las redes inalámbricas a menudo usan tecnologías incompatibles. En Estados Unidos, Verizon y Sprint han estado usando una tecnología llamada CDMA, mientras que ATT y T-Mobile emplean una llamada GSM. A medida que avanzaba la tecnología, no obstante, todos incorporaron ajustes que los hizo universales.

Es previsible que con los teléfonos 5G pase algo parecido y todos sean uniformes el año que viene, de acuerdo con analistas.

De hecho, el director general de T-Mobile, John Legere, insinuó que su firma estaba demorando el lanzamiento de su red hasta que haya teléfonos compatibles en los próximos meses. Los aparatos 5G de T-Mobile funcionan solo con partes de su red 5G. Sprint, que está siendo adquirida por T-Mobile, dijo que el objetivo de los teléfonos de primera generación es mostrar los beneficios de 5G a quienes viven o pasan mucho tiempo en los nueve mercados de 5G de la empresa.

Verizon no respondió a mensajes y ATT todavía no ofrece 5G.

Esperar o no esperar
Si uno puede esperar un año, habrá abundantes teléfonos 5G para elegir, incluidos iPhones, para cuando uno quiera cambiar de aparato.

Si no puede esperar, no hay razón para que no compre un teléfono de la generación previa a la 5G. Siempre podrá entregarlo como parte de pago por un 5G más adelante.

IDC, por otro lado, espera que se ofrezcan buenos precios para los teléfonos 4G porque los negocios querrán deshacerse de los modelos viejos para abrir paso a los 5G.

Fuente: El Financiero

Leave a reply