lunes, octubre 26

Quintana Roo inicia el año sin nuevos impuestos

0
7384

 

Inicia administración de Carlos Joaquín González el 2020 con menor deuda a la recibida del gobierno de excesos que encabezó Roberto Borge Angulo

Los habitantes de Quintana Roo empezaron el año sin tener nuevos impuestos locales, además de que el gobierno estatal inició con una deuda menor en más de 3 mil millones a la recibida del gobierno que encabezó Roberto Borge Angulo.

De acuerdo con el gobierno federal, al final del sexenio 2005-2011 la deuda de Quintana Roo quedó en poco más de 9,000 millones de pesos, que representó un endeudamiento adicional en 7 mil 261 millones de pesos.

Para 2012, como parte del gobierno de Roberto Borge, la deuda pública era de 13 mil 25 millones de pesos, y para 2016, previo al fin de su administración, la ubicó en 22 mil 247 millones de pesos.

Hoy, el gobierno de Carlos Joaquín González ha impulsado una disciplina financiera que, sin incrementar los adeudos y buscando reestructuración de pasivos, ha ubicado en 19 mil millones de pesos, es decir, 3 mil millones de pesos menos que al arranque de su gestión.

Incluso, el gobierno estatal cumplió con sus obligaciones, y ha realizado inversiones en programas y obras públicas.

Gracias a la disciplina fiscal, el gobierno de Joaquín González rescató, con recursos propios, el Consejo de Promoción Turística que el gobierno federal desapareció, consolidando a Quintana Roo como líder en ocupación hotelera, en número de visitantes y en inversión extranjera a nivel nacional.

Destacado

Contrario a lo que ocurre en otras entidades, Quintana Roo evitó imponer más impuestos a sus ciudadanos, cosa que no pudieron realizar otras entidades que, ante sus precarias finanzas, decidieron aplicar más cargas impositivas a sus ciudadanos.

Solo se realizará el canje de placas, que representará un gasto de poco más de 1 mil 400 pesos al año.

Esta condición, además del recorte de partidas federales hacia estados y municipios, afectó a a entidades como Aguascalientes, Baja California, Ciudad de México, Michoacán, Puebla, Sinaloa y Tamaulipas, donde los gobiernos apretarán a sus ciudadanos para compensar sus bajas presupuestales.

Jalisco incrementó 10 por ciento el refrendo y licencias, y reactivó el cobro de 500 pesos por verificación vehicular, que había descartado desde 2017.

Aguascalientes aumentó del 2 al 2.5 por ciento el Impuesto Sobre la Renta, y Baja California y Puebla lo incrementaron del 2.43 al 3 por ciento.

Además, se aplicaron impuestos sobre servicio de hospedaje y en aplicaciones digitales a una tasa del 5 por ciento, y la venta de gas natural también fue impactado con 5 por ciento, además del 2.5 de incremento que se aplicó a la gasolina, desde el gobierno federal.

Guanajuato decidió aplicar un impuesto del 4.5 por ciento a las bebidas alcohólicas, un 5 por ciento adicional a la venta de inmuebles y un incremento del 2 al 4 por ciento al impuesto por servicios de hospedaje.

La Ciudad de México aprobaron impuestos de 4.5 por ciento a bebidas alcohólicas y de 10 por ciento a juegos y sorteos.

Fuente. La Verdad Noticias.

Leave a reply