domingo, mayo 26

Rafaguean y matan en el Hotel Omni, Cancún

0
79

Sicarios atacan a taxistas en la zona hotelera de Cancún, el sangriento hecho ocurrió en el arranque de la temporada turística de invierno y a unos días del Maratón Nocturno, donde más de 40 países estuvieron atentos, frente a un hotel de lujo donde los principales testigos fueron turistas que se encontraban caminando por la zona, y a pesar de que los hechos ocurrieron en una hora pico donde cientos de automovilistas congestionan el boulevard Kukulkán, los criminales pertenecientes a una célula delictiva lograron darse a la fuga. En las entradas a la zona hotelera autoridades de los tres niveles de gobierno realizaron un operativo previo a lo ocurrido, sin embargo, tiempo después trascendió que la camioneta tipo Lincoln en la cual se trasladaban los responsables fue abandonada e incendiada en un camino de terracería cerca de Puerto Morelos, la cual se calcinó en su totalidad.

El ataque a balazos contra taxistas del sindicato Andrés Quintana Roo ocurrió alrededor de las 20:15 horas, cuando sicarios a bordo de una camioneta de lujo tipo Lincoln, de color blanco, llegaron hasta el kilómetro 16+500 del boulevard Kukulkán, detuvieron su marcha por escasos segundos frente al hotel de lujo Omni,  y dispararon contra un grupo de taxistas que se encontraban haciendo sitio frente a un hotel.

Algunos testigos comentaron que al menos tres hombres fuertemente armados, portando chalecos balísticos y camisetas de color verde militar descendieron de la unidad y se dirigieron hasta los operadores, de los cuales tres resultaron heridos y uno más perdió la vida en el lugar, mismo que trató de esconderse bajo el taxi tipo Tsuru con número económico 0997, sin embargo, fue perseguido y rematado.

Al cese de los disparos los responsables subieron a la camioneta y se retiraron del lugar con dirección hacia la glorieta Fonatur, mientras en el lugar los otros tres guiadores quedaron mal heridos a unos metros del cuerpo, y mientras esperaban la ayuda de unidades médicas, pedían al resto de los taxistas que los trasladaran en sus mismas unidades a un hospital, pero para no meterse en problemas decidieron esperar tanto a las autoridades como a las unidades médicas.

Con este sangriento hecho en tan importante zona del principal destino turístico del país, dejó una vez más en evidencia el ineficiente operativo de seguridad que realizan en la zona hotelera de Cancún los elementos de la Policía Turística, Seguridad Pública Estatal, la Policía Municipal y cuerpos policíacos en general, donde además de que se pone en riesgo la imagen turística, el atentado ocurrió en pleno arranque de la temporada turística de invierno.

Luego de unos minutos de haber ocurrido el ataque, la zona fue blindada por autoridades de los tres niveles de gobierno, mismos que comenzaron a acordonar el área teniendo que cerrar un carril a la circulación; los paramédicos de la ambulancia Life brindaban los primeros auxilios a los taxistas identificados como Fernando A. R., de 23 años de edad, quien presentaba un disparo en la mano derecha; Arturo Z. C., de 56 años de edad, quien tenía una lesión por arma de fuego en la región lumbar y Carlos S. R., de 30 años de edad, quien presentaba heridas por proyectil de arma de fuego en una pierna y una mano, para posteriormente trasladarlos a bordo de dos ambulancias a la clínica del IMSS de la avenida Cobá, donde dos de ellos fueron rechazados por el médico en turno y sólo uno de ellos, del cual su estado de salud era reportado como grave, quedó ingresado en el lugar, en tanto los otros fueron trasladados a otro hospital, en el lugar tres taxis con números económicos 0997, 6710 y 3276 presentaban disparos por arma de fuego.

Algunos testigos mencionaron que el hombre que perdió la vida, minutos antes había descendido de un taxi de Isla Mujeres y se encontraba platicando con los taxistas y era el principal blanco de los sicarios.

Tiempo después mientras autoridades realizaban recorridos y retenes en la entrada de la zona hotelera, ingresó un reporte en el cual mencionaban que la camioneta tipo Lincoln de color blanco, la cual utilizaron los sicarios había sido abandonada en un camino de terracería cerca de Puerto Morelos con dirección a Playa del Carmen, la cual se calcinó en su totalidad, por lo que se presume los sicarios se dirigieron a Solidaridad.

Finalmente, peritos criminalistas de la Vicefiscalía General de Justicia aseguraron varios casquillos percutidos de grueso calibre, y realizaron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al Servicio Médico Forense (Semefo) donde permanece en calidad de desconocido, así como las unidades dañadas fueron aseguradas y trasladadas a un corralón a bordo de una grúa.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.