lunes, febrero 24

Reacciones en Teya sobre un suicidio

0
249

TEYA.— La polémica por la muerte de Demetrio Puc Chi, de unos 40 años de edad, quien el pasado fin de semana fue hallado ahorcado en la cárcel municipal, en el interior del Palacio, es tema de conversación casi obligado en la población.

Según una versión, Puc Chi fue encarcelado el sábado 25 y en la celda aledaña estaba una persona de apodo “Gringo”, quien les gritó a los policías “¡se está matando! ¡se está matando”, pero ellos no llegaron a prestar ayuda y ni siquiera se acercaron para ver qué sucedía.

La Policía Municipal, que guarda hermetismo sobre el hecho, está involucrada en varios escándalos comentados en el Ayuntamiento, que encabeza Luis Núñez Hau.

Se comenta que hace dos semanas una mujer fue encarcelada en una celda donde había otros hombres detenidos, quienes la salvaron de ahorcarse, y fue reanimada en el consultorio Médico 24/7 de esta población.

Otros hechos

Asimismo, a principios de este año, un campesino encontró a un comandante de nombre Daniel con una mujer policía en pleno acto sexual a bordo de una patrulla y en horas laborales.

A principios de esta Comuna, unos agentes detuvieron a una persona y dejaron la llave en la patrulla con el motor encendido; el vehículo fue robado y hallado cerca del centro de Tekal de Venegas.

El Ayuntamiento emitió ayer, en su cuenta oficial de Facebook, un comunicado sobre la muerte de Puc Chi, en el cual afirma que éste fue llevado a la cárcel municipal y se siguió el protocolo correspondiente.

Agredía

En el comunicado, la Comuna explica que el sábado 25 por la noche Esther U.P., pidió ayuda a la Policía Municipal de Teya, pues su marido alcoholizado la agredía.

Al llegar los uniformados al predio de la pareja, la mujer salió, acusó que su esposo la golpeó y la amenazó de muerte, y les pidió que entren y lo arresten.

“Puc Chi, quien era oriundo de Tepakán, fue llevado a la cárcel municipal, según el protocolo correspondiente, pero como el clima estaba frío no se le quitó la playera, incluso porque la Comisión de Derechos Humanos del Estado prohíbe que los detenidos sean desnudados”.

“Profesionalismo”

En el texto se agrega que “los agentes policiacos en todo momento actuaron con profesionalismo y espíritu de servicio; justamente al llevarle sus alimentos, vieron a este sujeto ahorcado con su playera, la cual amarró a los barrotes de la celda.

“De inmediato se avisó a la Policía Estatal y Fiscalía para los trámites correspondientes, pidiéndose la atención del Semefo.

“Fue la ahora viuda quien tuvo que ir a la cárcel para reconocer el cadáver, aceptando que su esposo se quitó la vida por su propia mano, y con base en lo acontecido refirió que él en múltiples ocasiones había intentado quitarse la vida cuando ingería bebidas alcohólicas; también constató que no hubo agresión de los elementos de la Policía Municipal”.

Conformidad

“Hacemos del conocimiento público que no fue voluntad de Esther U.P. interponer denuncia alguna contra el Ayuntamiento por el suceso, no teniendo nada más que reclamar ante las autoridades competentes.

“A solicitud de la viuda, el presidente municipal, de manera solidaria, se hizo cargo del traslado del cuerpo a Tepakán y ayudó con los gastos funerarios. De la misma forma ofreció su apoyo irrestricto a la familia durante el periodo de duelo”.

Fuente: Diario de Yucatán

Leave a reply