domingo, septiembre 22

Reactivan relleno sanitario de X-Bohom

0
146

TIZIMÍN.— En la comisaría de X-Bohom se encuentra el relleno sanitario que quedó inoperable durante varios años y que hoy las autoridades municipales buscan habilitar de nuevo.

El relleno fue construido en el 2011, durante el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, con una inversión de más de 7 millones de pesos.

De acuerdo al proyecto impulsado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, el relleno daría servicio a siete municipios como Tizimín, Calotmul, Panabá, Río Lagartos, San Felipe y Sucilá.

Sin embargo, nunca se concretó y solo Tizimín comenzó costeando el mantenimiento del sitio y la renta de maquinarias, así como la compra del material para compactar los desechos.

La obra se concluyó con una celda de confinamiento, báscula, oficinas administrativas, zonas de composteo, sistema de riego y abastecimiento de agua, contenedores de subproductos, estacionamiento y caseta de control. Con el paso de los años el relleno quedó inoperable convirtiéndose en un tiradero a cielo abierto.

Hoy el sitio vuelve a reactivarse tras varios años.

Emilio Mijangos Calderón, encargado del relleno sanitario, recordó que en la administración del exalcalde José Dolores Mezo Peniche se le dio el uso adecuado al sitio, incluso se realizaron campañas en la comunidad para clasificar la basura en orgánica e inorgánica.

Sin embargo, en la época de la alcaldesa María del Rosario Díaz Góngora fue costoso seguir manteniéndolo pues se tenía que rentar maquinaria para compactar los desperdicios, hasta que en el período del alcalde Jorge Vales Traconis se dejó por completo convirtiéndose en un basurero municipal.

Maquinaria propia
Mijangos Calderón señaló que ya cuentan con maquinaria propia con la que están trabajando en la compactación de los desperdicios, de nueve niveles que debe llevar el depósito ya están por terminar la tercera etapa.

Incluso dijo que está en la espera del material que le debe llegar en los próximos días para compactar el nivel y seguir ordenando los desperdicios.

Lamentó que en la comunidad no exista la cultura de clasificar la basura pues la gente llena una sola bolsa con los desperdicios. En el relleno sanitario los trabajadores que se encargan de la recoja de la basura se encargan de clasificar los plásticos y aluminios.

Agregó que de llenarse el actual depósito tienen otro espacio de terreno a un costado para crear una nueva celda.

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.